Divide tus bases de correo electrónico y «reinarás»

Con este artículo inicio una serie de notas propias sobre códigos operativos entre las agencias de relaciones públicas y prensa, y las organizaciones gubernamentales y no gubernamentales y, en especial, empresas, con los periodistas, escritas desde el punto de vista de estos últimos.

Estas notas retoman algunas cuestiones que planteé en un blog, Mesa de Ayuda, un espacio creado por un grupo de periodistas en su mayoría especializados en tecnologías de la información y las comunicaciones (TIC) que desde 2003 participa del foro privado Pretekstos.

Luego de esta introducción, vamos al asunto: enviar una gacetilla o información de prensa de una organización a un periodista que no escribe, trata o cubre la actividad de esa entidad no es una buena práctica .

Por ejemplo, si se envía un material de una empresa de ropa de bebés no se debe incluir en la lista de destinatarios a un periodista que escribe y/o edita temas de tecnologías de la información y la comunicación (TIC).

Además de congestionarle su casilla, el periodista perderá tiempo leyendo y borrando ese e-mail.

Los programas que gestionan correo electrónico, como Outlook o Thunderbird, ofrecen la posibilidad de armar grupos y listas de distribución.

Se puede crear una lista de periodistas y medios que cubren el mercado de ropas de bebés, otro de medios de tecnología y así ad infinitum…

Deja un comentario