Periodistas gordos y periódicos delgados

«Los periodistas están cada vez más gordos y los periódicos más delgados. ¿Por qué? Porque el periodismo hace básicamente periodismo en red, periodismo sedentario».

El autor de la afirmación es el escritor mexicano Juan Villoro, en una conferencia que brindó el 30 de noviembre pasado en la Feria del Libro de Guadalajara (FIL), y cuestiona un modelo de periodismo cada vez más en boga.

Villoro apuntó que con la irrupción de Internet en los medios de comunicación «no hay una certeza de cómo ejercer el periodismo» pero se abrieron nuevos espacios para el de tipo cultural.

«En cierta forma el periodismo ha perdido confianza en sus recursos más esenciales, que son los de la crónica, el relato, el periodismo de investigación, los perfiles, y ahí entran, sin duda también, los suplementos culturales», dijo Villoro en el XII Foro de Periodismo Cultural en la FIL.

«Creo que ahora estamos en un momento de crisis, no solo económica, y de que los periódicos tienen que ahorrar y no saben qué van a hacer con las plataformas digitales y los medios alternos, sino también de respecto al lenguaje periodístico mismo», dijo Villoro.

El escritor y colaborador del diario Reforma se mostró crítico con los medios escritos porque sobre todo están «más pendientes de cubrir lo que ya tiene otro o lo que dijo una agencia de prensa o lo que está circulando en Internet, que en buscar su noticia singular«.

«Hay una estandarización de la información a través de las redes y el periodista está guiándose en buena medida por eso», agregó.

Sala de prensa del CES 2012 en Las Vegas

Villoro aclaró que un recurso como Internet es «muy útil y aporta «gran velocidad de información» por lo que representa un desafío para el futuro de los medios y del periodismo mismo.

Dijo que una de las apuestas que deben prevalecer es la de hacer suplementos culturales de calidad.

Desde ellos se puede «renovar su lenguaje e inventar y preservar también lo que sólo puede hacerse a través del periodismo de investigación, de la publicación de un cuento extenso» y de «cosas que no funcionan como periodismo en red».

«Esto creo que es muy importante porque puede hacer que el periodismo cultural se mantenga como una respuesta necesaria a la información en línea», apuntó.

Villoro dijo que este tipo de información «es tan veloz» que a veces piensa «que pertenece más a la neurología que a la comunicación en la medida en que se dicen las cosas casi antes de que se piensan».

Por eso unos buenos suplementos culturales pueden ser «una zona más ponderada, más razonada del conocimiento, más investigada, más singularizada, creo que se puede expresar en los suplementos culturales».

«Ya tenemos una señal positiva al respecto: que a medida en que los periódicos se adelgazan, como yo digo, han proliferado revistas», apuntó, lo cual quiere decir «que hay lectores para eso».

«Se necesita de esa zona intermedia entre los libros y el periódico. Y si los libros no te dan buenos suplementos, las revistas aparecen como una alternativa», añadió.

Fuente: Agencia Efe, vía @estefaniabotero .

Un comentario sobre “Periodistas gordos y periódicos delgados”

Deja un comentario