Las Biblias de Martha Laurencena de Dergarabedian

«Siempre me daba una palabra de la Biblia, siempre tenía un versículo a mano para cada uno».

Decenas de personas me expresaron por separado desde el 29 de septiembre hasta ahora estas frases.

La protagonista es mi madre, Martha Laurencena de Dergarabedian, quien falleció ese día en Mar del Plata.

Refrendo esos testimonios con mi propia experiencia.  En ocasiones como mi cumpleaños, viajes y pruebas, mami siempre terminaba su carta, e-mail, mensaje de texto o llamada telefónica con la cita de alguna porción de la Biblia, en general de la versión Reina-Valera 1960.

También regaba las charlas y las despedidas cara a cara con versículos de las Escrituras.

La referencia a la Biblia no era mecánica o en tono neutro, como si fuera una formula química o una mantra. Siempre pronunciaba esas oraciones y frases bíblicas de forma convencida, como alguien que aprehendió e hizo propia la Palabra de Dios.

Mi familia de origen siempre le dio un lugar central a la Biblia. Mi papá Roberto fue tesorero de la Sociedad Bíblica Argentina, y mami llegó a ser la primera presidenta de esa institución, que yo integro como socio desde hace un par de años.

Pero ese lugar central no estaba dado por esos deberes laborales o de servicio, sino como una necesidad cotidiana de encontrar en la Biblia la guía para vivir.

En su casa mamá atesoraba muchas Biblias y porciones de las Escrituras.

Te comparto algunas fotografías de ellas que tomé en su departamento en estos días.

Los ejemplares de la Biblia de la última foto estaban en el bolso de mano que mami llevó a Mar del Plata, donde falleció. Son de dos versiones distintas.

Ella estaba abierta a leer nuevas traducciones, porque entendía que la Palabra de Dios es viva y permanente.

Además subrayaba las partes que le llegaban directo al corazón y escribía cuadernos con sus reflexiones y devocionales, una práctica que mantuvo hasta el último día de su vida.

Doy gracias a Dios porque mi madre encarnó a lo largo de su vida los principios de la Biblia y porque nos enseñó a mi hermana y a mí a tenerla como nuestra guía cotidiana.

5 comentarios sobre “Las Biblias de Martha Laurencena de Dergarabedian”

  1. Gracias César por tantos recuerdos. Nos conocíamos hace más de 60 años y aún surgen cosas que nos compartes que nos inspiran y la valorizan como cristiana fiel y admirable persona. «Sus obras le siguen».

    1. César Dergarabedian – Buenos Aires, Argentina – Soy periodista. Trabajo en medios de comunicación en Buenos Aires, Argentina, desde 1986. Especializado en tecnologías de la información y la comunicación. Analista en medios de comunicación social graduado en la Universidad del Salvador, soy ganador del premio Sadosky a la Inteligencia Argentina en las categorías de Investigación periodística y de Innovación Periodística y del premio al Mejor Trabajo Periodístico en Seguridad Informática otorgado por la empresa ESET Latinoamérica. Fui tallerista y prejurado de concursos de la Fundación para un Nuevo Periodismo Iberoamericano, de Gabriel García Márquez. Coautor del libro "Historias de San Luis Digital" junto a Andrea Catalano. Más información en https://bahiacesar.com/acerca-de/
      cesardergarabedian dice:

      ¡Muchas gracias, querida Noemí!

Deja un comentario