50 años, 50 amigos


El 30 de julio de 2014 cumplí 50 años de edad. Hace un par de décadas que no celebro con fiestas la fecha de mi nacimiento. Tampoco ni organicé ni convocaré a una fiesta en este aniversario de medio siglo.

Prefiero las reuniones pequeñas, donde hay tiempo y espacio para compartir con calado profundo y sustancial, antes que las celebraciones masivas donde predominan los diálogos telegráficos y livianos.

Más allá de los tradicionales encuentros de cumpleaños que tuve con mi familia, comencé a celebrar estos 50 años en reuniones personales con 50 amigos.

Agradezco a Dios porque dispuso en mi camino a más de medio centenar de amigos como ellos. Hubieron más personas que ese número que me acompañaron en las cumbres de la vida pero también en los valles de sombras y de muerte.

Sin embargo, creo que es necesario definir un número límite para la cantidad de personas a honrar y agradecer por su generosa amistad en este medio siglo.

El medio centenar de amigos aceptó la siguiente propuesta, que envié en forma individual por e-mail durante julio, antes de mi cumpleaños, desde una casilla de correo electrónico especial que abrí para esta celebración:

reunirnos un día entre los 30 de julio, el de 2014 y el de 2015, con nuestros teléfonos móviles apagados, en uno de los bares notables de Buenos Aires para reencontrarnos y hablar de la vida, como buenos amigos.

Después de las reuniones, que iniciaré este 15 de agosto de 2014, anotaré algunos apuntes en el cuaderno que aparece en la foto que acompaña esta nota.

Cuaderno de apuntes en Las Violetas, 15 de agosto de 2014.Para la previsión del invitado, le informé que no le quiero tomar más de una hora de uno de los bienes más preciados y valiosos: su tiempo. Por supuesto, no tengo problema en seguir hasta que nos echen del bar antes que lo cierren…

La modalidad gastronómica (una manera exquisita y pretenciosa de decir “bebida y comida”): desayuno, almuerzo, merienda, cena, hasta un simple café. Los bares propuestos ofrecen esas variantes. El pago de la consumición corre a mi cargo.

Cada uno de los 50 amigos respondió afirmativamente y varios de ellos ya eligieron algunos de los bares notables de Buenos Aires que aparecen en esta lista, en un sitio web creado y desarrollado por el querido colega Italo Daffra, quien también impulsó y supervisó esta aplicación móvil.

Como es una invitación personal, a cada uno de ellos les encomendé no compartirla o mencionarla con algún conocido que tengamos en común antes del encuentro.

Luego del encuentro, y con la autorización previa del invitado, publicaré alguna fotografía y una breve nota en este blog, con la etiqueta “50 años 50 amigos“, como tributo de gratitud a la amistad que nos une. Puedes ver la lista de esas notas bajo esta etiqueta: “50 años 50 amigos”.

PD: No registré la idea, por lo tanto puedes copiarla, imitarla, adoptarla, adaptarla y seguramente mejorarla.

Anuncios

Un comentario en “50 años, 50 amigos”

  1. Estimado César,

    Este documento me resultó apasionante, innovador, generoso, bibliográfico, histórico, etc. Muchas gracias por compartirlo, leí casi todos los encuentros.
    Excelente idea, muy enriquecedora, te felicito por tu vida, que Dios te bendiga y sostenga llenándote de su espíritu para transitar por los difíciles momentos de tu vida que te tocaron vivir, tanto para vos y los tuyos.
    Felices 51!!, y espero la versión 2.0 con 51 amigos en 51 nuevos destinos !!!.
    Te mando un fuerte abrazo y gracias nuevamente por este trabajo !!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.