Cada 40 segundos se suicida una persona en el mundo

Más de 800 mil personas mueren por suicidio cada año en el mundo. El número cobra otro sentido si calculamos que aproximadamente una persona se suicida cada 40 segundos.

Así lo revela el primer informe sobre prevención del suicidio de la Organización Mundial de la Salud (OMS), difundido en un comunicado de prensa de esta entidad.

Alrededor del 75% de los suicidios se producen en países de ingresos bajos y medianos.

“Lamentablemente, el suicidio no suele priorizarse como un importante problema de salud pública. A pesar del aumento de las investigaciones y los conocimientos acerca del suicidio y su prevención, el tabú y el estigma alrededor del suicidio persisten y muchas personas no buscan ayuda o quedan solas. Y si la buscan, muchos sistemas y servicios de salud no logran proporcionar una ayuda oportuna y eficaz”, describió Margaret Chan, directora general de la OMS, en el prólogo de la publicación.

El suicidio se produce en todo el mundo y puede ocurrir a cualquier edad. A nivel mundial, las tasas de suicidio son más altas en las personas de 70 años y más.

En algunos países, sin embargo, las tasas más altas se encuentran entre los más jóvenes. Globalmente, el suicidio es la segunda causa principal de muerte en los jóvenes de 15 a 29 años.

En la región de América, la tasa estimada de suicidio (7.3 suicidios por cada 100 mil habitantes) es generalmente más baja que en otras regiones de la OMS (el promedio mundial fue de 11,4 por cada 100 mil habitantes).

Sin embargo, Guyana es el país con la tasa de suicidios más alta estimada para 2012 a nivel mundial, y Surinam tiene la sexta más alta.

Las tasas de suicidio en esta región muestran un primer pico entre los jóvenes, permanecen en el mismo nivel para otros grupos de edad y suben de nuevo en las personas de edad avanzada.

En general, los hombres cometen más suicidios que las mujeres; en los países de América esta diferencia varía de 2 a 6 a veces más en las tasas de los hombres respecto a las de las mujeres.

El envenenamiento con pesticidas es uno de los métodos más frecuentes a nivel mundial, representa un tercio de todos los suicidios, especialmente en países de ingreso medio y bajo.

La proporción relativamente alta de suicidios con armas de fuego en los países de ingresos altos corresponde principalmente a los países de ingresos altos de América, donde las armas de fuego constituyen el método utilizado en el 46% de los suicidios.

La evidencia revela que la limitación del acceso a estos medios puede ayudar a evitar que las personas mueran por suicidio, al igual que el compromiso de los gobiernos nacionales para el establecimiento y aplicación de un plan de acción coordinado.

“El mensaje más importante es que el suicidio se puede prevenir, en particular si identificamos y actuamos tempranamente sobre aquellas personas con riesgo de cometer suicidio”, afirmó Jorge Rodríguez, jefe de la Unidad de Salud Mental de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), oficina regional de la OMS para América.

Rodríguez destacó que las personas que intentaron suicidarse corren más riesgo de intentar hacerlo nuevamente por lo que es esencial que el personal de salud realice un seguimiento de estos casos, junto con el apoyo familiar y comunitario.

El informe de la OMS aporta una serie de medidas que los países pueden tomar para prevenir los suicidios, entre ellas:

  • Crear estrategias nacionales para la prevención del suicidio.
  • Restringir el acceso a los medios de suicidio más comunes, incluyendo pesticidas, armas de fuego y algunos medicamentos.
  • Realizar un seguimiento médico de las personas que intentaron quitarse la vida.
  • Incorporar la prevención del suicidio como un componente central en los servicios de salud.
  • Identificar y tratar en las comunidades los trastornos mentales y por abuso de sustancias tan pronto como sea posible.
  • Difundir responsablemente este tipo de situaciones en los medios de comunicación.

El informe de la OMS “Prevención del suicidio, un imperativo global” busca que la prevención del suicidio sea una alta prioridad en la agenda pública global.

Su lanzamiento se produjo antes del Día Mundial de Prevención del Suicidio, que tiene lugar el 10 de septiembre de cada año, como una oportunidad para la acción conjunta para crear conciencia sobre el suicidio y su prevención en todo el mundo.

La prevención del suicidio es la piedra angular del plan de acción de salud mental de la OMS, adoptado por la Asamblea Mundial de la Salud en mayo de 2013, y en el que se hace un llamado a los países a reducir sus tasas de suicidio en un 10% para el año 2020.

En América, el plan de acción de salud mental, que se debatirá en el Consejo Directivo de la OPS (29 de septiembre al 3 de octubre), impulsa la implementación de programas de prevención del suicidio.

En el marco del próximo Día Mundial de la Salud Mental, el 10 de octubre, la organización llevará a cabo una sesión científica en su sede de la ciudad estadounidense de Washington, donde expertos de diversos ámbitos y organizaciones expondrán acerca de la situación de salud mental en la región y los desafíos que se enfrentan.

Para más información consultar en estos enlaces:

Deja un comentario