Alfredo Jaar muestra en Buenos Aires la «felicidad» en tiempos de Pinochet

El Parque de la Memoria, donde se encuentra en Buenos Aires el monumento a las víctimas del terrorismo de Estado, presenta “Estudios sobre la felicidad”, una exposición del artista Alfredo Jaar.

Esta primera muestra individual de Jaar en la Argentina comprende una serie de obras tempranas producidas en Chile entre 1973 y 1981, muchas de las cuales exploran la posibilidad y dificultad de representación en el espacio público bajo una dictadura militar.

La exposición también incluye “Punto ciego”, una obra de sitio especifico producida especialmente por Jaar para el Parque de la Memoria y dedicada a las víctimas del terrorismo de Estado y sus familias.

A través de la cordillera de los Andes, esta obra dialoga con “Geometría de la conciencia”, el memorial que Jaar dedicó a las víctimas de la dictadura de Augusto Pinochet y que fue inaugurado en Santiago de Chile por la presidente Michelle Bachelet en 2010.

«Estudios sobre la felicidad» se centra en obras de Jaar exhibidas en muy pocas ocasiones: intervenciones de contenido político en el espacio público que fueron producidas en Chile bajo la dictadura militar, así como algunas obras posteriores que tratan la memoria de estos tiempos violentos.

La exposición incluye piezas clave de los comienzos de su carrera artística, como «11.09.73.12.30″, que indica la fecha y hora exactas del bombardeo al Palacio Presidencial de Chile durante el golpe de Estado, y «Estudios sobre la felicidad».

Este último es un proyecto artístico y sociológico -del cual esta exposición porteña toma el título- que implicó una serie de encuestas a los peatones en calles de Santiago de Chile a los que Jaar preguntaba: «¿Es usted feliz?», induciéndolos a reaccionar y reflexionar sobre el contexto represivo de su vida cotidiana.

La etapa final de este proyecto consistió en documentación fotográfica y audiovisual, así como intervenciones urbanas, informó el Parque de la Memoria en un comunicado de prensa que me envió.

Las fotos de esta nota fueron publicadas originalmente en el perfil del parque en Facebook.

En el Parque de la Memoria, Jaar también expone, entre otras, los siguientes trabajos:

  • «Telecomunicación«, obra en la que se escenifican en Chile protestas ocurridas en Irlanda del Norte.
  • «Chile, antes de partir, 1981«, su obra de despedida antes de trasladarse a Nueva York, que consiste en una fila de banderas miniatura sobre una duna de arena aludiendo a la fractura social de Chile durante la dictadura militar.
  • «Buscando a Kissinger«, «Nada de gran consecuencia» y «Manhattan Milosevic«, una serie de obras que se centran en la política exterior de los Estados Unidos, interfiriendo en los asuntos de América latina.
  • «Un logo para América«, una animación de 40 segundos de duración, proyectada en 1987 en un cartel luminoso en Times Square, con la que Jaar cuestiona la apropiación por parte de los Estados Unidos de la palabra “América”, a expensas de Canadá, América Central y del Sur.

El catálogo de esta muestra incluye contribuciones de Patricio Fernández, Andrea Giunta y Florencia Battiti.

Nacido en Chile en 1956, Jaar vive en Nueva York desde 1982, donde se desempeña como artista, arquitecto y cineasta.

Utilizando una amplia gama de medios artísticos contemporáneos, su obra se centra en la responsabilidad ética y social del arte, la cultura y la gente.

La práctica artística de Jaar se desarrolla a través de cuidadosa metodología de trabajo que desarrolló como arquitecto y se basa en un análisis sistemático de los antecedentes y consecuencias de hechos y/o situaciones concretas.

Sus primeras obras de la década del ’70 reflexionan sobre las posibles formas de resistir en forma poética a las condiciones de censura del Chile dictatorial.

A partir de su llegada a la ciudad de Nueva York, Jaar continuó realizando obras que refieren a la cuestión chilena y que recurren a estrategias poéticas que había desarrollado previamente en su país natal.

La exposición se puede visitar hasta el 1 de marzo de 2015, de lunes a viernes de 10.00 a 17.00, los sábados, domingos y feriados de 12.00 a 18.00, con entrada libre y gratuita.

Deja un comentario