Skip to main content

Los dispositivos móviles, como los “smartphones” y las tabletas, desplazan a las computadoras de escritorio y portátiles como los equipos tecnológicos con los que más interactúan las personas.

Una de las claves de esta transformación del escenario tecnológico son las aplicaciones, los programas que se instalan en los teléfonos móviles “inteligentes” y las “tablets” e interactúan íntimamente con la computación en la nube.

Estos programas son cada vez más necesarios e imprescindibles para que las organizaciones del Estado y las empresas aprovechen la enorme cantidad de datos que generan los usuarios de los celulares.

Además, las aplicaciones comienzan a vincularse con sensores de todo tipo que comparten información con otros equipos, conformando la Internet de las cosas (IoT, sigla en inglés).

Una de las principales vetas a explotar por los desarrolladores son las aplicaciones para la IoT, que ya hoy, por ejemplo, pueden recomendar a un productor agropecuario si es un día ideal para fumigar o no.

Para cualquier organización, resulta clave disponer de aplicaciones propias, aunque su costo se eleva a valores muy altos, debido a la complejidad de su desarrollo, la escasez de profesionales capacitados para este trabajo y la diversidad de sistemas operativos y dispositivos donde deben trabajar.

La lista es larga, pero comienza con Android, iOS (iPhone y iPad) y Windows Phone, los “vestibles” como los relojes “inteligentes”, los «Smart TV» (televisores conectados a Internet) y continúa con otros sistemas y dispositivos, sin contar los sensores que se encuentran presentes en vehículos, carreteras, electrodomésticos y hasta en animales.

“El precio de (el desarrollo de) las aplicaciones va creciendo, pasó de 25 mil dólares a 75 mil y hasta 100 mil dólares sólo para Android y demora (su llegada al mercado) entre tres o cuatro meses”, me dijo Nicolás Jodal, cofundador y CEO de GeneXus, una empresa uruguaya creadora de una herramienta homónima para crear aplicaciones de misión crítica en múltiples plataformas utilizando inteligencia artificial.

Jodal (en la foto que encabeza esta nota) habló conmigo acerca del presente y el futuro del negocio de las aplicaciones en Montevideo, la capital uruguaya donde GeneXus llevó a cabo entre el 28 y el 30 de septiembre su 25° encuentro anual con su comunidad de desarrolladores, socios y clientes.

Puedes leer más sobre este tema en esta nota que escribí y publiqué en iProfesional.

César Dergarabedian

César Dergarabedian

Soy periodista. Trabajo en medios de comunicación en Buenos Aires, Argentina, desde 1986. Especializado en tecnologías de la información y la comunicación. Analista en medios de comunicación social graduado en la Universidad del Salvador. Ganador de los premios Sadosky a la Inteligencia Argentina en las categorías de Investigación periodística y de Innovación Periodística, y del premio al Mejor Trabajo Periodístico en Seguridad Informática otorgado por la empresa ESET Latinoamérica. Coautor del libro "Historias de San Luis Digital" junto a Andrea Catalano.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: