Alejandro Duchini cuenta cómo es “la palabra hecha pelota”


Con prólogo del periodista Ezequiel Fernández Moores, se publicó el libro “La palabra hecha pelota” del colega y amigo Alejandro Duchini, quien entrevistó a 14 personalidades de diferentes ámbitos acerca de su relación con el fútbol.

En estas 351 páginas a puro fútbol, Hernán Casciari, Tomás Abraham, John Carlin, Julio Frydemberg, Osvaldo Bayer, Pablo Alabarces, Teté Coustarot, Mónica Santino, Eduardo Sacheri, mi amigo y compañero Ariel Scher, Juan Sasturain, Carlos “La Mona” Jiménez, Horacio Elizondo y Miguel Rep mantienen charlas extensas con el autor, siempre en un tono distendido en las cuales cada uno, a través de este deporte, recuerdan momentos trascendentales de su vida.

Por ejemplo, a Sacheri, el fútbol le dio una bocanada de alegría en medio de la tristeza por la muerte de su padre.

A Santino, “futbolera” hasta la médula y entrenadora de un equipo de la Villa 31, en Buenos Aires, le significa la pasión más grande.

Coustarot recuerda, siempre a través del fútbol, su infancia en Río Negro, cuando los domingos a la tarde escuchaba los partidos junto a su papá.

Elizondo pudo resolver un conflicto personal debido a una racha en la que no cobraba penales evidentes. La solución fue gracias a la pelota.

“Utilizamos al fútbol como excusa para hablar de otras cosas”, dice Casciari desde su casa en la ciudad catalana de Barcelona mientras recuerda a su padre, ya fallecido, con quien lo unía el amor por Racing.

En esa misma línea, hablará de la soledad y del llanto inevitable cuando el equipo de sus amores fue campeón, en 2001, y él no estaba en la Argentina para abrazarse con quien lo hizo “hincha” de “La Academia”.

El filósofo Abraham cuenta que se transforma cuando el seleccionado argentino de fútbol juega un partido importante, y que no puede dejar de sufrir y hace cosas irracionales, como meterse en un rincón de su casa sin moverse hasta que todo termine.

Diego “Maradona no es un genio, pero es genial. Y cada vez siento más simpatía por él y menos por (Lionel) Messi. Pero no lo voy a comparar con Maradona. Una vez me preguntaron por Maradona y dije que ‘juega casi tan bien como Messi’. Odio a los que no permiten que nazca gente, porque viven del pasado”, suelta Abraham.

El historiador Frydemberg da una cátedra al contar cómo se popularizó el fútbol en la Argentina, y Bayer rememora a los mejores equipos que vio, “hasta que el negocio se lo llevó todo”.

El sociólogo Alabarces mezcla fútbol y rock e invita a pensar. El periodista Carlin explica su amor-odio por Maradona.

Scher habla de literatura pura, de las lecturas que lo marcaron y del amor por los libros, algo heredado de sus padres.

Sasturain revive sus años de futbolista hasta que una lesión lo llevó al periodismo.

Rep se ríe de sí mismo y hace reír porque llegó al fútbol de grande y juega mal. Lo que no puede dibujar en la cancha, lo dibuja como medio de vida. Eso sí, sigue jugando al fútbol aunque sus compañeros no le quieran pasar la pelota.

Ninguno tiene miedo al ridículo. Todos se relajan para, a través de la pelota, hablar de lo más íntimo. Y demuestran que el fútbol es más que un deporte.

Editado por Galerna, el libro ya se encuentra en librerías, y se puede comprar, por ejemplo, aquí.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.