Abren una escuela de nanotecnologías en agroindustrias y agroalimentos

Dos instituciones tecnológicas públicas que generan tecnología reunieron esfuerzos para inaugurar la primera capacitación de nanotecnología en agroindustria y agroalimentaria.

Con un total de 30 alumnos y docentes del país y del exterior, la escuela comenzó a dictar sus clases en los laboratorios y en las instalaciones del Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI), organismo dependiente del Ministerio de Industria.

La creación de la Escuela Regional de Nanotecnologías en Agroindustria y Agroalimentos es un emprendimiento entre el INTI y el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) para la formación y especialización de talentos en la región.

Los docentes de la escuela pertenecen a ambas instituciones y cuenta para esta primera edición con el aporte de expertos extranjeros.

La escuela es un espacio de excelencia tecnológica que tiene la infraestructura y el personal científico del INTI y del INTA especializados en nanotecnología y en diferentes disciplinas vinculadas a la industria de los alimentos que busca a través del trabajo colaborativo enfocarse en las aplicaciones nanotecnológicas en el sector agroindustrial y agroalimentario.

La modalidad teórico práctica permite abordar los conceptos fundamentales y también conocer las instalaciones, equipamiento disponible y entrar en contacto con el personal que lo opera.

Esta edición tiene su sede en el Parque Tecnológico Miguelete del INTI, en el norte del Gran Buenos Aires.

Los contenidos de la escuela contemplan áreas tales como introducción a la nanotecnología, cadena de valor agroindustrial y agroalimentaria, nanomateriales para agroindustria, caracterización de nano y micromateriales, biomimetismo, sensores y biosensores, aspectos regulatorios y aplicaciones en alimentos, envases y salud animal, según me informó el INTI en un comunicado.

El posgrado surge de una necesidad de capacitación que ambas instituciones estaban detectando.

A ello se suma la experiencia que poseen en materia agroindustrial y tecnológica.

Necesidades y problemas en salud animal, técnicas de caracterización de materiales, biosensores, biomimética (la ciencia multidisciplinaria que engloba el estudio de sistemas biológicos para el desarrollo de nuevas tecnologías) son algunos de los temas que tratarán en esta especialización pensada para profesionales del sector público y privado, emprendedores independientes y estudiantes de posgrado.

Para María de los Ángeles Cappa, de la Gerencia de Desarrollo del INTI, es un paso muy importante que ambas instituciones tecnológicas aúnen esfuerzos para desarrollar una especialización de nanotecnología aplicado a la industria de los alimentos y el agro ya que es «un área muy sensible a la hora de incorporar innovación y son relativamente pocas las empresas argentinas que la utilizan».

Ana Laura Zamit, asistente del Centro de Investigación de Agroindustria (CIA) del INTA, consideró que la escuela «es de carácter regional y para esta primera edición estamos conformes porque hemos podido darle un carácter federal e incluso contamos con dos alumnos extranjeros, uno de Perú y otro de México«.

Entre el cuerpo docente se encuentran Eduardo Favret, físico y especialista en biomimética; Juan Sebastián Pappalardo, especialista en inmunología y vacunas, y Carlos Robles, por parte del INTA; y Patricia Eisemberg, Carlos Moina, Gabriel Ybarra, Federico Golmar, Gabriela Gallardo y Cecilia Lorenzo, María Cristina López y Laura Malatto, por parte del INTI.

Deja un comentario