¿Cómo puedo mejorar mi seguridad y privacidad en Facebook?

Las redes sociales son uno de los medios preferidos por los ciberatacantes para propagar sus amenazas.

Durante el 2015, se detectaron varias campañas utilizadas por los delincuentes informáticos para propagar código malicioso («malware», en inglés) a través del enlace de noticias con falsos videos para adultos o videos impactantes.

Al seguir estos enlaces dudosos, un usuario puede ser víctima del robo de sus credenciales o descargar algún código malicioso en su computadora.

Facebook se conmvirtió, doce años después de su freación, en la red social más popular del mundo y forma parte de los hábitos cotidianos de navegación de los más jóvenes.

Estos usuarios están expuestos a amenazas informáticas que pueden atentar contra su información, su dinero o incluso su propia integridad.

El laboratorio de investigación de la empresas de seguridad informática Eset Latinoamérica me compartió los siguientes cinco pasos rápidos para proteger la cuenta de Facebook:

Construir una contraseña impenetrable

Si la contraseña es débil, los cibercriminales podrán acceder a la cuenta sin esfuerzo.

La contraseña de Facebook debe ser original y diferente al resto de las otras cuentas.

Además, es recomendable el uso de mayúsculas, números, símbolos y hasta utilizar soluciones criptográficas.

Controlar el inicio de sesión

La evolución de la tecnología permite que un usuario pueda estar conectado a la cuenta de Facebook en todo momento y en múltiples dispositivos al mismo tiempo.

Sin embargo, puede resultar difícil no perder de vista en cual computadora, tableta o teléfono móvil se inició sesión.

Para ello, Facebook archiva cada inicio de la cuenta como una sesión activa, lo cual se puede administrar desde la configuración de seguridad.

Detectar accesos no autorizados

Facebook permite configurar las alertas de inicio de sesión, es decir que cada vez que un usuario inicie sesión en su cuenta desde una computadora o desde un teléfono móvil diferente, será notificado.

Esto significa que si otro usuario accedió a la cuenta, se puede accionar rápidamente.

Luego, Facebook realizará un proceso de autenticación en el cual el usuario deberá establecer si efectivamente estableció o no cambios.

Evitar ser víctima de una campaña de «phishing»

Las estafas de este tipo siempre están presentes en las redes sociales y se han vuelto cada vez más sofisticadas.

Uno de las estafas más comunes utilizadas en Facebook es el enlace a noticias con videos impactantes o videos para adultos.

Al hacer clic, el ciberdelincuente puede acceder a los datos del usuario y así robar sus credenciales.

Por ello, es importante que el usuario no ingrese a sitios dudosos.

Tener cuidado con el «spam»

El «spam» puede aparecer de varias formas en Facebook, como oculto a través de la solicitud de un amigo, una nota o incluso por un mensaje privado.

Si se observa que la cuenta de un amigo o familiar está compartiendo reiteradas veces un mismo mensaje, el usuario deberá ser cauteloso antes de hacer clic o de compartir la información.

Las redes sociales son un valioso recurso para los internautas, por eso es necesario recordar que si bien tener una solución de seguridad ayuda a detectar un contenido malicioso que se intente descargar, también hay que ser cuidadoso dónde se hace clic.

Esto brindará una protección adicional para mantener al usuario protegido.

Deja un comentario