Mujeres y periodistas: Marilina Esquivel

Con motivo del día internacional de la mujer, que se conmemorará el 8 de marzo, realicé una encuesta entre periodistas mujeres de la Argentina y América latina, con el propósito de conocer y difundir la situación laboral que ellas viven y los desafíos que enfrentan en su trabajo cotidiano, en el contexto de sociedades donde se registran desigualdades de género.

Debajo, las respuestas que me compartió Marilina Esquivel. Al final de la nota encontrarás una ficha personal de ella.

-En cuanto a situaciones de discriminación de género, ¿qué puedes decir acerca de lo que ocurre en el medio donde trabajas o en el medio al cual tu trabajo periodístico como “freelance”?

– En 20 años de carrera trabajé casi siempre de manera freelance para medios gráficos y en el desarrollo de contenidos para agencias. No viví directamente ninguna situación de discriminación laboral por género en el sentido de que nunca me pasó que una nota fuese asignada a un compañero varón sólo por serlo. Por otro lado, sí viví la incomodidad de escuchar comentarios que tratan de ser chistosos y en realidad son sexistas y denigratorios.

– ¿Persiste el machismo en las redacciones, en las asignaciones de notas y en las coberturas periodísticas?

– No lo creo. Cuando recién empezaba a trabajar me interesaba cubrir una temática que, en el medio que estaba en ese momento, la llevaba un grupo formado exclusivamente periodistas hombres. No fue fácil, pero tuve algunas oportunidades que aproveché al máximo. Creo que se trataba de una cuestión cultural casi inconsciente. Con los años la situación cambió y veo mujeres muy destacadas en ese campo.

– ¿Existe discriminación de género en el salario que recibe la periodista por su trabajo?

– No lo sé con certeza para empleados fijos. En el mercado general (y no sólo en nuestro país) esa diferenciación existe y no veo por qué los medios estarían ajenos. Sin embargo, es justo decir que el valor de las colaboraciones en los medios es igual para hombres y mujeres.

– ¿La discriminación sobre la mujer también existe al momento de seleccionar las fuentes por parte de los editores? ¿Éstos prefieren fuentes masculinas?

– Trabajé siempre con libertad el tema de las fuentes. Nunca me pidieron que entrevistase a una persona o a otra por cuestiones de género. Escribo sobre varios temas. Cuando se trata de recursos humanos, por ejemplo, es habitual entrevistar mujeres porque hay varias en ese sector. Para una nota de varias fuentes sobre tecnología, campo en el que hay más hombres, trato de encontrar a alguna mujer que sea una fuente respetada y adecuada para la nota. Si no encuentro, no lo fuerzo. No me gustan los cupos permanentes porque prefiero la idoneidad, pero me parece que son necesarios durante algún tiempo para cambiar los paradigmas vigentes. Creo que la diversidad (no sólo de género) enriquece los puntos de vistas que aparecen en las notas.

– ¿Se le presta o no atención al tema de la discriminación de género en los medios, dentro y fuera de ellos?

– No lo sé con certeza porque mucho de mi trabajo es freelance. En el mercado general suelo escuchar de empresas (generalmente grandes) que tratan de generar políticas que benefician el avance de las mujeres en las organizaciones. Creo que es un tema que ocupa un lugar en las agendas de Recursos Humanos, aunque no el primero.

– ¿Existen normas sobre perspectivas de género durante el proceso de producción periodística en el medio donde trabajas o al cual entregas tu trabajo como “freelance”?

– No que yo sepa. Si existen, en muchos casos no se reflejan en la nota final. Tal vez es en la sección policial donde se hacen más visibles coberturas periodísticas con perspectivas machistas y hasta misóginas. Por suerte, marchas como la de #niunamenos y diversos artículos de opinión y análisis hacen que el tema sea más visible y llaman la atención sobre el trato que se le da a la mujer. Sin embargo, no es sólo en policiales donde eso sucede. Con tratamientos más o menos sutiles, la denigración de la mujer también se ve en temas tan diferentes como espectáculos y política . El estudio Who makes de news de United Nations Development Fund for Women (Unifem) realizado en 2010 en más de 100 países tiene datos muy interesantes sobre a disparidad de género en los medios, tanto a nivel corporativo como de contenidos. Algunos ejemplos:

  • El 73% de los cargos directivos en medios son ocupados por hombres.
  • El 46% de las noticias promueven los estereotipos de género.
  • Solo 6% de las noticias pone el foco en la igualdad de género.
  • Las mujeres suelen aparecer más como víctimas o como sobrevivientes que los hombres. Y aparecen más como ciudadanas comunes que como expertas que los hombres.
  • Las historias de periodistas mujeres contienen más fuentes de mujeres que las notas de los hombres.

En Argentina, en 2009 la productora Artemisa produjo el documental “La mujer mediatizada. Presencia femenina en los medios argentinos” en la que también se reflejan estos sesgos y se analiza el papel de la mujer en las noticias.

– ¿Por qué crees que hay tan pocas mujeres en cargos directivos de medios de comunicación, cuando sucede lo contrario en el ámbito de las relaciones públicas o comunicación organizacional?

– El informe que mencioné antes explica bien el sesgo del sector. Hay una cuestión cultural. En ese sentido, sobre el tema de los cargos directivos, me pregunto si tendrá que ver que el periodismo es una profesión que exige dedicación full time. Eso no me parece compatible con una distribución machista de tareas en las familias.

– ¿Mujeres solteras y sin hijos tienen más probabilidad de ascender en los medios?

– Aunque me gustaría que no fuese así creo que si no tenés la responsabilidad de una familia o si la tenés, pero contás con un sistema de apoyo que te permite mostrarte totalmente disponible en tu trabajo tenés más posibilidades de ser considerada para un puesto de decisión. Es una idea errónea (conozco mujeres con hijos que hacen un trabajo excelente), injusta y basada en una concepción del trabajo nefasta que implica que una empresa puede pedirte que dejes tu vida personal de lado, pero existe. Hace poco me presenté a una búsqueda y una amiga me recomendó enfatizar que no tengo hijos. Me parece un mal consejo que refuerza estereotipos.

– ¿Sigue vigente la idea de que hay temas periodísticos (por ejemplo, salud) para mujeres y temas (por ejemplo, deportes) para hombres?

– De las secciones que mencionás creo que aún los deportes se cubren más por hombres que por mujeres, pero hay cada vez más casos de mujeres. En general creo que la segregación por tema va desapareciendo.

Marilina Esquivel

Periodista de la Universidad del Salvador. Posgrado en Comunicación Corporativa de la UADE. Trabajó en medios como La Nación, Perfil, El Cronista, Information Technology, entre otros.

Puedes leer las respuestas de otras periodistas encuestadas haciendo clic aquí

Deja un comentario