Skip to main content

El triunfo del candidato republicano Donald Trump en las elecciones presidenciales estadounidenses del 8 de noviembre demuestra cómo las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) pueden ayudar o afectar en forma negativa a las aspiraciones de un postulante en su campaña electoral.

Se trató de un tiempo electoral atípico frente a la de otros comicios, porque las campañas de Trump y de su rival demócrata, Hillary Clinton, dedicaron la mayor parte de su tiempo a hablar de por qué el adversario no era apto para ser presidente.

Las redes sociales, los dispositivos móviles, la banda ancha inalámbrica y otras tecnologías permitieron a los dos contrincantes ofrecer sus mensajes de forma más rápida, con menos filtros y a más audiencia que nunca.

Hubo hitos tecnológicos que marcaron esta campaña que consagró por primera vez como presidente de los Estados Unidos a un candidato que nunca ejerció previamente un cargo político o se desempeñó en un puesto jerárquico en las fuerzas armadas de la mayor potencia mundial.

Puedes leer más sobre este tema en esta nota que publiqué en iProfesional.

César Dergarabedian

César Dergarabedian

Soy periodista. Trabajo en medios de comunicación en Buenos Aires, Argentina, desde 1986. Especializado en tecnologías de la información y la comunicación. Analista en medios de comunicación social graduado en la Universidad del Salvador. Ganador de los premios Sadosky a la Inteligencia Argentina en las categorías de Investigación periodística y de Innovación Periodística, y del premio al Mejor Trabajo Periodístico en Seguridad Informática otorgado por la empresa ESET Latinoamérica. Coautor del libro "Historias de San Luis Digital" junto a Andrea Catalano.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: