El efecto “fintech” se hace sentir en la banca tradicional y abre nuevos negocios


“Serás lo que debas ser o no serás nada”. La expresión del general José de San Martín se plantea cada día con más fuerza ante la banca tradicional que enfrenta el desafío de la digitalización de sus negocios, que facilita el ingreso de nuevos jugadores y abre a proveedores tecnológicos nuevas oportunidades y segmentos de mercado.

¿Cómo impacta la digitalización en las entidades financieras? El informe “Global Fintech Report” realizado por la consultora PWC señala que más del 80% de las entidades bancarias cree que verán sus ganancias recortadas en manos de las “fintech”.

El estudio se basó en una encuesta a más de 1300 especialistas en finanzas a nivel global.

“Las fintech están revolucionando las finanzas, aumentando la inclusión financiera y esto no pasa desapercibido por la banca tradicional que deberá adaptarse”, dijo Alejandro Cosentino, director general ejecutivo de la empresa Afluenta, en un análisis que me envió sobre este tema.

Esta compañía argentina utiliza la tecnología “para prescindir de la costosa estructura que tienen los bancos y dar un servicio a la medida de lo que esperan los clientes”, explicó Cosentino.

Bruno Rovagnati, Senior VP & Managing Director de R/GA para América latina, me ejemplificó una hoja de ruta de cómo debe transformarse digitalmente con el caso de un banco con un cliente brasileño de esta compañía de innovación.

En junio el banco brasileño Bradesco presentó Next, una nueva forma de interactuar con una organización bancaria sin estructuras físicas ni sucursales, y con reducidos costos de servicio para el cliente.

No se trata de la digitalización de un banco tradicional. Tampoco es un “home banking”.

“Es otro concepto de banco, pensado desde cero, que no busca mejorar las prestaciones digitales de Bradesco sino generar nuevas funcionalidades a través de un servicio distinto. Su mismo nombre habla de lo que viene, y de allí se debe interpretar el cambio cultural que está por delante”, explicó Rovagnati.

Este proyecto, en el que participó R/GA, comenzó hace tres años, cuando “los responsables de este emprendimiento interpretaron que el mercado iba rumbo a la desintermediación, y pensaron este nuevo banco con el objetivo de establecer al usuario como centro de su estrategia”, afirmó el ejecutivo argentino.

Una visión de cómo la banca tradicional enfrenta el desafío digital proviene de José Humberto Acosta Martín, vicepresidente financiero de Bancolombia, el mayor banco privado de Colombia, quien aseguró que las entidades deben migrar sus procesos a las plataformas digitales.

“El futuro de la banca está en lo digital”, aseguró Acosta durante una reunión en la ciudad de Bogotá con periodistas de medios regionales, en la que participé el 2 de agosto, en el marco del “Run Digital”, una serie de actividades  organizadas por la empresa informática SAP.

¿Cuál es el mayor reto que enfrentan? Para Acosta no es tecnológico sino orientar a las personas a ver las soluciones digitales como una opción por encima de las transacciones en efectivo o movilizándose al banco.

José Wolff Reyes, director de estrategia digital del banco, aseguró en la misma rueda de prensa que el negocio se mueve bajo una base tecnológica que gira en torno a los clientes y reinventar el concepto de banco tradicional.

Para propiciar y alcanzar la banca digital en la Argentina, Rovagnati cree que es necesario adecuar la legislación y las normativas que las alcanzan para “hacerlas más simples”.

También tienen que analizar las comisiones e impuestos para aliviarlas de las cargas que las encarecen.

“La alta regulación de mercados como el financiero o el farmacéutico atentan contra la rapidez y efectividad de sus transacciones”, advirtió.

Las “fintech” abren nuevos segmentos para los proveedores de servicios de telecomunicaciones.

Por ejemplo IPLAN brinda soporte a las flamantes entidades financieras electrónicas Walap, del grupo Eurnekian, y Multifinanzas, del grupo Trasatlántica.

Estos dos bancos que operarán a partir de 2018 trabajarán sobre la infraestructura de IPLAN, incluyendo enlaces, almacenamiento y servicios, me detalló Damián Maldini, gerente general de este operador.

Un ejemplo de alianza entre actores tradicionales y nuevos del sector financiero es el de Nubi, compañía vinculada al banco Comafi, y PayPal, uno de los jugadores mundiales de pagos digitales, que lanzaron en julio un servicio dirigido al comprador, ya sea consumidor final o comercio.

Así cualquier persona en la Argentina puede utilizar la plataforma de Nubi para recargar saldo en su cuenta de PayPal mediante una simple transferencia desde su cuenta bancaria.

De la misma manera que funciona el servicio de Retiros, esta operación de recarga se puede realizar con todos los bancos del país.

Martin Borchardt, director general ejecutivo de Nubi, me explicó que “este es un servicio que mejora significativamente las transacciones del consumidor, ya que aumenta el poder de compra y extiende el alcance de los comercios a los que pueden acceder. Los argentinos ya no tendrán que preocuparse por los límites de tarjetas de crédito y podrán realizar compras” en más de 18 millones de comercios en 30 monedas en 200 países.

Más información sobre este tema en esta nota que publiqué en iProfesional.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s