Chips de celulares buscan convertirse en “cerebro” de notebooks


Los teléfonos móviles “inteligentes” de alta gama son hoy tan poderosos que ahora apuntan a convertirse en el “cerebro” de las computadoras portátiles.

Qualcomm, uno de los mayores fabricantes mundiales de chips para móviles, realiza un audaz intento para ingresar al mercado de procesadores de computadoras personales con una rango de dispositivos nuevos que, según asegura la compañía, permanecerán conectados y funcionarán todo el día con una sola carga de batería.

Esta compañía californiana mostró computadoras portátiles de Asus y HP con Windows 10 de Microsoft, en una reunión de prensa a principios de diciembre en la isla de Maui, en el estado norteamericano de Hawaii, en la que participé.

Los delgados dispositivos tendrán conexiones inalámbricas a través de chips de teléfonos móviles que asegurarán que siempre reciban datos y absorban energía de la batería de una manera que les permita funcionar por días entre cargas.

Convencer a los consumidores de que obtienen algo nuevo que aún no está disponible en las PC será clave para romper el control de Intel en un mercado donde más del 90 por ciento de las computadoras portátiles usan sus procesadores.

Qualcomm sostiene que los procesadores de “smartphones” ahora son lo suficientemente potentes como para ejecutar funciones de computadoras que cubren la gran mayoría de las necesidades diarias los usuarios y ofrecen ventajas sobre los dispositivos que usan chips de Intel.

El impulso en el mercado de las PC es una de varias iniciativas del presidente ejecutivo de Qualcomm, Steve Mollenkopf, que tienen como objetivo extender el dominio que tiene esta empresa en los dispositivos móviles a otras áreas.

Qualcomm, con sede en la ciudad californiana de San Diego, comenzó a ofrecer en 2017 procesadores de servidores y pretende expandirse en el creciente mercado de chips utilizados en vehículos a través de la compra pendiente de NXP Semiconductores NV por u$s47.000 millones.

Esos esfuerzos pueden ser difíciles de continuar si el intento de Broadcom de adquirir Qualcomm tiene éxito.

El jefe de Broadcom, Hock Tan, quien encabeza el rol central de su empresa en la consolidación de la industria, mejoró rápidamente la rentabilidad de sus objetivos mediante el recorte de proyectos que no están relacionados con sus negocios principales.

Broadcom ofreció u$s105.000 millones por Qualcomm, en una propuesta que la empresa de chips rechazó.

Con las nuevas computadoras portátiles, Qualcomm trata de abordar los puntos débiles comunes para los usuarios de PC, incluidas conexiones Wi-Fi no confiables, inicios de sesión complicados y costoso acceso a datos en hoteles y otros lugares públicos.

Una computadora portátil con una conexión celular debería poder obtener datos rápidos a través del módem y permanecer conectada en cualquier lugar donde funcione un teléfono, dijeron voceros de la empresa.

Por eso, actualmente, la compañía recluta proveedores de servicios telefónicos en Estados Unidos como Sprint para ayudar a promocionar los productos.

El problema de la duración de la batería es uno de los desafíos más complicados para los usuarios de computadoras portátiles.

Qualcomm y Microsoft anunciaron un nuevo diseño de PC que ejecuta Windows 10S y utiliza el procesador móvil Snapdragon 835 de Qualcomm, que dará a los usuarios, según aseguraron estas empresas, un promedio de 20 horas de duración de la batería.

En modo de espera, la batería puede durar hasta una semana antes de necesitar una carga. En la reunión en Maui, Asus, HP, Lenovo, Xiaomi y Sprint compartieron su visión de lo que se denomina la “PC siempre conectada”.

Se trata de una computadora que puede funcionar todo el día (con la duración mejorada de la batería) y mantenerse constantemente conectado a Internet con el módem Qualcomm LTE en su interior, sin importar dónde pueda navegar el usuario.

Esta nueva portátil ultra delgada se basa en la arquitectura del procesador ARM y ejecuta Windows 10 en modo de emulación.

El procesador Qualcomm 835 Snapdragon utilizado en estas computadoras portátiles es lo suficientemente rápido como para ejecutar Windows 10S o 10 Pro con muy poca latencia.

Gran parte de este éxito tiene que ver con el hecho que Microsoft trabajó para adaptar una versión completa de su sistema operativo y hacer que funcione bien con el procesador 835.

La última vez que intentó esto con Windows RT, falló con los procesadores ARM de previas generaciones.

En consecuencia, las PC con esta versión de Windows nunca recibieron atención seria en el mercado.

La cualidad de “siempre conectada” es similar a la que se tiene hoy con los teléfonos inteligentes. La única diferencia está en el tamaño y la forma del dispositivo.

Microsoft y Qualcomm, junto a sus socios, creen que estas nuevas computadoras siempre conectadas marcarán el comienzo de una nueva era de computación portátil, donde la duración de la batería pase a un segundo plano y el estar siempre conectado es la norma.

Desde la llegada de las primeras laptops a fines de la década de 1980, los consumidores pidieron laptops más delgadas, livianas y potentes que también tuvieran una batería de larga duración.

Los fabricantes de PC respondieron con una gran cantidad de diseños de laptops a lo largo de los años, incluidas las “netbooks” y, más recientemente, las “2 en 1” en las que el teclado es extraíble y la pantalla puede duplicarse como tableta.

Pero el gran problema con cualquiera de las computadoras portátiles actuales es que, en el mejor de los casos, pueden ofrecer a los usuarios solo hasta 12-15 horas de duración de la batería.

Y si se desea ver películas y disfrutar de juegos, la duración de la batería incluso en las computadoras portátiles más recientes se reduce a no mucho más de siete u ocho horas en el mejor de los casos.

Qualcomm y Microsoft y sus socios fabricantes de PC, así como los proveedores de servicios inalámbricos que brindan LTE, tendrán que trabajar duro para que los consumidores compren su visión.

Tendrán que hacerles creer que la “PC Always Connected” es una nueva forma de computación personal.

Un posible factor decisivo es la cuestión de si las nuevas máquinas ejecutarán o no todas las aplicaciones a las que los consumidores están acostumbrados.

Los ejecutivos de Microsoft dijeron que las PC siempre conectadas se pueden actualizar de Windows 10S a Windows 10 Pro de forma gratuita, para que puedan ejecutar todas las aplicaciones del mayor fabricante mundial de software.

Otro interrogante es cuánto cobrarán los operadores por la conexión de datos LTE, cuando se espera que el consumo de datos sea mucho más alto que en un teléfono inteligente.

El costo y el inconveniente de comprar un nuevo plan de servicio podría alejar a algunos consumidores.

Los operadores todavía están resolviendo el problema del precio, y no se verán los números y términos hasta que las primeras máquinas de serie se comiencen a entregar en 2018.

Cristiano Amon, vicepresidente ejecutivo de Qualcomm Technologies y presidente de Qualcomm CDMA Technologies, dijo que los fabricantes de computadoras venderán las PC Always Connected a través de tiendas minoristas tradicionales, en línea y en comercios de proveedores de servicios inalámbricos.

Puedes leer más sobre tema en una nota que publiqué en iProfesional aquí.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.