El edificio Flatiron, un hito arquitectónico de New York


El edificio Flatiron, denominado originalmente como el edificio Fuller, es un rascacielos centenario situado en la isla de Manhattan, en la ciudad estadounidense de New York, y uno de los hitos arquitectónicos de la Gran Manzana.

Era uno de los edificios más altos de New York cuando finalizó su construcción en el año 1902. Recibió su nombre oficial de George A. Fuller, fundador de la empresa constructora que financió la obra y quien había fallecido en 1900.

El Flatiron se encuentra en una manzana triangular, limitada al sur por la Calle 22, al oeste por la Quinta Avenida y al este por Broadway.

Estas dos últimas calles confluyen delante del edificio con la Calle 23, a la altura de Madison Square.

El vecindario que lo rodea recibe el nombre de distrito Flatiron en su honor.

El Fuller es un hito histórico nacional de los Estados Unidos desde el 29 de junio de 1989.

El edificio de estilo Beaux Arts fue diseñado por el arquitecto de la escuela de Chicago, Daniel Burnham.

Al igual que una columna clásica griega, su fachada de caliza y terracota está dividida horizontalmente en tres partes.

El uso del acero en su construcción permitió que la obra alcanzase los 87 metros de altura, lo que habría sido muy difícil empleando las técnicas habituales de la época.

Desde una vista cenital, las fachadas que se juntan en ese vértice abarcan tan sólo un ángulo de 25 grados.

El edificio Flatiron, con sus 22 pisos y 87 metros, es considerado por error como el rascacielos de Manhattan más antiguo aún en pie, aunque lo cierto es que el Park Row Building (1899) es anterior y de mayor altura.

El Flatiron de New York no fue el primer edificio con planta en forma de cuña: tanto el edificio Gooderham de la ciudad canadiense de Toronto (1892) como el edificio Flatiron de la ciudad estadounidense de Atlanta (1897) son anteriores, aunque ambos carecen de la altura de su homólogo neoyorquino, según informa la enciclopedia Wikipedia, fuente de los datos mencionados en esta nota.

Los neoyorquinos prestaron un inmediato interés al edificio, apodándolo “the flatiron”, debido al parecido del edificio con las planchas de la época.

La forma aerodinámica del edificio produjo en el viento un efecto túnel calles arriba de donde estaba situado.

A principios de la segunda década del siglo XX, cuando la visión de las pantorrillas desnudas de una mujer era algo excitante, los mirones se colocaban a lo largo de la acera para poder echar un vistazo, cuando el viento levantaba las faldas de las transeúntes.

La Policía los tenía que expulsar de la Calle 23 (a esto lo llamaron “23-skidoo”).

Veinte años después esta expresión se convertiría en una expresión de burla de los aficionados deportivos hacia los equipos rivales.

El edificio Flatiron ha aparecido en multitud de películas ambientadas en New York, como Hitch, El Espantatiburones, Spiderman, o Armageddon.

Tomé el 7 de octubre de 2017 las fotografías que aparecen en esta nota frente a este edificio con una cámara fotográfica Canon EOS 1300D.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.