Mi victoria sobre las notificaciones en el celular


Las notificaciones en el teléfono móvil, la tableta o la computadora desvían nuestra atención de lo que estamos haciendo, y nos generan adicciones y temores a perdernos la última de las novedades.

Los avisos de mensajes por correo electrónico, mensajería instantáea y redes sociales, además de otros espacios y plataformas de Internet, nos consumen energía y el bien más escaso que tenemos: el tiempo.

Una de las enseñanzas que apliqué de la lectura del libro “La fábrica de tiempo” de mis amigos y colegas Martina Rúa y Pablo Martín Fernández es el dominio sobre las notificaciones en estos equipos.

Por ejemplo, existen funciones en el teléfono que equivalen al cartel de “No molestar” que un huésped coloca en la puerta de su habitación en el hotel. Lo mismo en tabletas y computadoras.

Si quieres pasar un rato tranquilo, con un solo toque se puede “colgar” ese cartel virtual, activando esta función que lleva el nombre explícito de “No molestar”.

Existen alternativas como el silencio total, hasta que se apague el teléfono o por el tiempo que quieras.

Se pueden ajustar las horas de esta función. Hay opciones para que suenen sólo las alarmas, los recordatorios que hayas puesto y actividades del calendario, junto con las llamadas prioritarias que especifiques. Por ejemplo, tu pareja, familiares o amigos más cercanos o compañeros de un viaje.

Para desactivar las notificaciones, puedes desplegar de nuevo los ajustes rápidos y elegir el “Modo avión”.

Así, el teléfono no emitirá ni recibirá nada por ninguna parte, ni Bluetooth ni datos ni Wi-Fi.

Recuerda de conectarlo luego porque sino no entrará ninguna comunicación.

Si quieres silenciar una aplicación concreta, como WhatsApp, el correo electrónico u otras, puedes desactivar las notificaciones de manera individual.

Para esto hay que ir a “Ajustes” de tu teléfono y a “Notificaciones de aplicaciones”.

Allí está la lista de las aplicaciones que tienes instaladas en tu teléfono. Busca la aplicación que quieres silenciar y pulsa en ella.

Puedes habilitar la opción drástica de “Bloquear todo” o configurar las aplicaciones para que sus notificaciones sean prioritarias y permitan una vista previa.

En mi caso, tengo todas silenciadas, a excepción del calendario, las alarmas del reloj, algunas aplicaciones de transporte de pasajeros y los llamados telefónicos de mi familia.

Gracias a este silencio tecnológico, mejoré mucho mi calidad de vida. Y tu también puedes hacerlo. Es una práctica sencilla y enriquecedora.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.