Sylvan Terrace, una gema escondida en New York


New York tiene muchos lugares increíbles, joyas y gemas escondidas en medio de la gran ciudad de los rascacielos en el noreste de los Estados Unidos. Uno de esos sitios que te recomiendo descubrir es Sylvan Terrace.

Esta calle empedrada forma parte de Jumel Terrace, un pequeño distrito histórico nacional y de New York ubicado en el barrio de Washington Heights en Manhattan.

Consiste en 50 casas adosadas residenciales construidas entre 1890 y 1902, y un edificio de apartamentos construido en 1909, cuando los herederos de Eliza Jumel vendieron las tierras de la antigua propiedad de Roger Morris.

Los edificios son principalmente “rowhouses” de madera o ladrillo en los estilos Queen Anne, Románico y Neorenacentista.

También se encuentra en el distrito la mansión Morris-Jumel, que data de alrededor de 1765 y sobre la cual publicaré algunas notas próximamente en este blog.

El distrito fue designado como un punto de referencia de New York en 1970, y fue incluido en el Registro Nacional de Lugares Históricos en 1973.

Sylvan Terrace está ubicada donde estaría la calle West 161st. Originalmente era el camino de carruajes de la finca Morris.

Entre 1882 y 1883 se construyeron en ese camino veinte casas de madera, diseñadas por Gilbert R. Robinson Jr..

Inicialmente alquiladas a trabajadores y funcionarios de la clase obrera, las casas fueron restauradas entre 1979 y 1981.  Son algunas de las pocas casas enmarcadas que quedan en Manhattan.

Esta calle se extiende desde W 159th a W 163rd, al este de la Edgecombe Avenue y al oeste de St Nicholas y Amsterdam, en el Alto Manhattan.

¿Cómo se llega a este lugar? Sencillo: hay que tomar un metro (subterráneo) de la línea C a la estación 163rd St.

Luego, sobre la mano izquierda en la misma vereda del C-Town, a mitad de la calle hay una pequeña escalera.

Te sugiero subir con lentitud esa escalera, para disfrutar de la calle empedrada de casas de madera a ambos lados que datan del siglo XIX.

Las 20 casas uniformes tienen una entrada de 11 escaleras y se distinguen por sus colores amarillo claro, verde militar y ladrillo.

A continuación, un mapa para que encuentres esta joya escondida de los habituales y masivos paseos de la Gran Manzana.

Visité Sylvan Terrace el 8 de octubre de 2017, en la primera parte del otoño neoyorquino.

Tomé las fotografías que ilustran esta nota con una cámara Canon EOS 1300D.

Era un domingo a la tarde, en un día nublado y frío. Sin embargo, había algunos turistas como yo que recorrían la zona.

Al estar alejado de las zonas de turismo masivo, puedes disfrutar de un paseo encantador, que te transporta al siglo XIX sin necesidad de artificios visuales o sonoros.

Te recomiendo combinar este paseo con una visita a la mansión Morris-Jumel.

Todo el recorrido, sin incluir el viaje en metro, puede llevarte entre una hora y dos horas.

Al fondo en la siguiente fotografía está la mansión Morris Jumel.

Sin dudas, es un lugar muy singular de la Gran Manzana, recomendable para respirar y caminar tranquilo, alejado de la muchedumbre.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.