Acusan al Ministerio de Ciencia de interrumpir cooperaciones en investigaciones


De manera sorpresiva, según acusaciones de científicos, el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva de la Nación dio de baja los programas de cooperación científica internacional, dejando truncos proyectos en marcha.
Investigadores expresaron su malestar por una decisión que involucra acuerdos diplomáticos y pone obstáculos para el intercambio de conocimientos con otros países.

El intercambio científico es una herramienta importante para la generación de conocimiento, y es una práctica habitual en la Argentina y en el resto del mundo.

En el sistema científico argentino existen varios programas de cooperación internacional.

El 23 de agosto por la tarde, según informó la agencia Nex Ciencia, investigadores de distintas instituciones de todo el país comenzaron a recibir las llamadas telefónicas de personal del ministerio para dar el anuncio de un sorpresivo corte en estos acuerdos.

“Tengo una mala noticia para vos”, así fue la introducción que le hizo un funcionario al biólogo Diego Ferreiro antes de informarle que el ministerio ya no cubriría el pasaje de avión para asistir al trabajo de investigación que tenía planeado para realizar en Francia entre el 8 y el 20 de septiembre.

La investigación se encuentra enmarcada en el Programa de Cooperación Científico-Tecnológica entre el ministerio y el organismo ECOS Sud de Francia, donde la parte argentina aporta los pasajes y la francesa, la estadía.

“Pregunté si acaso sabía si Francia iba a aportar la contraparte pero la persona que me llamó no lo sabía, me dijo que eso iba por Cancillería”, relató Ferreiro, quien agregó que consultó si se daba de baja solo su proyecto o también el resto de los proyectos de cooperación internacional.

“Me dijeron que esto afectaba a todos los proyectos de cooperación internacional del ministerio”, dijo Ferreiro.

La comunicación de la mala noticia fue por teléfono. Estuvo a cargo del funcionario de Cooperación e Integración Institucional del ministerio, Juan Manuel Brückner, de manera personal a cada responsable de proyecto.

A medida que surgían nuevos casos, Nex Ciencia intentó comunicarse con autoridades del ministerio sin éxito.

En cambio, esa agencia pudo hablar con el presidente del Comité ECOS por el lado argentino, el biólogo y divulgador Diego Golombek.

“Soy el presidente del comité de selección, estoy evaluando proyectos de ECOS actualmente, y no sé nada de nada al respecto de esta situación”, dijo Golombek sin poder ocultar su sorpresa.

El 24 dr agosto por la mañana, Jorge Aguado, secretario de Planeamiento del ministerio, afirmó en declaraciones a la Radio con Vos: “No estamos suspendiendo ninguna cooperación ni ningún convenio bilateral con otros investigadores de otros países”.

Pese a esa afirmación, la experiencia de la bióloga Lucía Chemes lo contradice.

Chemes se encuentra en el exterior por un convenio bilateral con Alemania. El 23 de agosto también recibió la noticia.

“Me contacté con el ministerio para consultar por el pasaje de la becaria de mi grupo, que viajaría en 10 días, y me dijeron por teléfono que no estaban en condiciones de cumplir con la compra del pasaje debido a los problemas cambiarios y que tenían la orden de no seguir ejecutando los subsidios”, explicó esta investigadora del Conicet.

Chemes dio el ejemplo del caso inverso de los compromisos. “Tenemos un investigador que viene en noviembre para la Argentina y el ministerio debería cubrir su estadía, y supongo que tampoco lo va a poder cumplir”.

Por igual situación pasó el computador científico Alejandro Díaz-Caro, a quien le comunicaron por la misma vía el corte de la financiación de su proyecto, en este caso, con los franceses.

“Un estudiante de doctorado mío venía de Francia ahora en septiembre, ya tiene pago el pasaje y el ministerio tenía que pagar la estadía. Me avisaron que eso no va a suceder”, explicó el investigador del Conicet en el Instituto de Ciencias de la Computación.

La matemática Verónica Becher destacó el reconocimiento internacional del que goza el Programa Internacional ECOS Sud.

“Es sinónimo de calidad científica y académica y está funcionando con nuestro país desde hace más de 20 años, no es algo nuevo”, indicó.

A Becher también le tocó escuchar las noticias por teléfono. “Me dijo que se cancelaron los proyectos ECOS. No sólo el mío sino todos los ECOS de todas las convocatorias vigentes. Me detalló que las misiones de mis dos estudiantes a París, una en septiembre y la otra en octubre de este año, están canceladas. Le pedí que me notificara por escrito y dijo que no podía hacerlo”, explicó.

Becher consultó si la contraparte francesa había sido notificada de la decisión argentina. “La respuesta fue que todavía no habían sido informados los coordinadores franceses del programa ECOS Sud”, señaló.

Al enmarcarlo en el proceso de desfinancimiento del sistema científico, el recorte de las cooperaciones internacionales significaría para el Estado nacional una reducción de 25 millones de pesos, de acuerdo a lo que se adjudicó a ese ítem en el Presupuesto nacional.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.