El monumento andariego a Juana Azurduy en Buenos Aires


Juana Azurduy de Padilla es una mujer singular y especial en la historia de América latina. Fue una patriota del Alto Perú que luchó en las guerras de independencia hispanoamericanas por la emancipación del Virreinato del Río de la Plata contra la monarquía española y asumió la comandancia de las guerras que conformaron la luego denominada Republiqueta de La Laguna, por lo que su memoria es honrada en la Argentina y en Bolivia.

Nacida en la ciudad de Toroca, en lo que era el Virreinato del Río de la Plata, actual Bolivia, el 12 de julio de 1780, falleció en la ciudad boliviana de Sucre, el 25 de mayo de 1862.

El 15 de julio de 2015 se inauguró en Buenos Aires un monumento que la homenajea.

Creación del escultor argentino Andrés Zerneri, esta obra en bronce de 16 metros (9 metros le corresponden a la estatua) pesa 25 toneladas.

Su primera ubicación fue en el Parque Colón, entre la Casa Rosada y la avenida de la Rábida.

Allí fue descubierta por la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner y su par boliviano Evo Morales, quien dispuso la donación por parte del Estado boliviano de un millón de dólares para su construcción.

En su emplazamiento se encontraba el monumento a Cristóbal Colón, que fue retirado el 29 de junio de 2013 y trasladado frente al aeroparque porteño Jorge Newbery.

El reemplazo de Colón por Azurduy abrió una larga polémica que al momento de publicarse esta nota pareciera saldada, porque detrás de la Casa de Gobierno no hay ninguna de las dos obras.

La construcción del monumento a la patriota demoró tres años, y se realizó en los galpones de la antigua Escuela de Mecánica de la Armada (ESMA), con la participación de 45 personas.

La escultura reposa sobre una base de seis metros, que simboliza una pirámide inspirada en la cultura Tiahuanaco.

Azurduy tiene una espada en su mano izquierda, como símbolo de liberación.

En su espalda tiene un bebe sostenido por un aguayo, tejido artesanal que las mujeres originarias usan para cargar a los niños.

La mano derecha se extiende en un gesto de protección hacia el niño y hacia el pueblo, al igual que el poncho que la cubre, que imita los pliegues de las lanas de etnias indígenas americanas.

Originalmente la estatua miraba hacia el continente, a diferencia de la de Colón que lo hacía mirando hacia el puerto de la ciudad.

Por las obras del denominado Paseo del Bajo, en septiembre de 2017 el monumento fue trasladado a la Plaza del Correo, donde hoy se encuentra.

Se trata de una obra potente, por la empuñadura de una espada en la mano izquierda de la patriota, que hoy sigue mirando hacia la Casa de Gobierno.

La mudanza fue beneficiosa para el monumento, porque ya no está aislado de los vecinos, detrás de una reja, como estaba al momento de su inauguración.

Hoy cualquiera puede acercarse y observar sus detalles, como el rostro severo y el cabello al viento de Azurduy, como hice el 15 de agosto de 2019.

Luego de la siguiente galería de fotografías que tomé ese día con un teléfono Motorola One Vision, encontrarás una hermosa y famosa canción escrita por Félix Luna y Ariel Ramírez en homenaje a Azurduy, interpretada por Mercedes Sosa.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.