Skip to main content

En medio de una recesión de la economía en general que los afecta con dureza, los parques de diversiones argentinos buscan renovar su oferta con la inclusión de equipos tecnológicos y electrónicos, pero sin dejar que ocupen el lugar central de la experiencia lúdica física de niños y adultos.

Daniel Catzman, director ejecutivo de la Asociación Argentina de Parques y Atracciones (AAPA), me explicó que tecnologías como la realidad virtual «vinieron para quedarse» en la oferta de estos centros de entretenimiento, aunque se trate de equipos muy caros.

«Los niños piden cosas nuevas, que ya hacen en sus casas», reconoció el vocero, quien advirtió sin embargo que «los parques de Disney están en su mejor momento. La tecnología que se consume en los hogares como entretenimiento no ha podido reemplazar el contacto humano», concluyó.

Al respecto, indicó que «hay una onda mundial» con diversiones que pongan en juego el físico del jugador, como sucede con los parques de «jumping» o aéreos, con recorridos en altura; y experiencias vivenciales, que permiten el contacto con animales, como los oceanarios o parques al estilo de Temaiken.

Aunque los niños acceden en sus hogares a entretenimientos desde teléfonos móviles, tabletas y televisores inteligentes, sus familias «siguen yendo a los parques». «Hay muchas parques que están en su mejor momento porque nadie puede reemplazar al contacto humano», dijo Catzman, quien resaltó que pese a la recesión, en la asociación son «optimistas por naturaleza».

Sin embargo, reconoció: «No somos una isla, (la crisis) nos ha pegado como a toda la economía». Además, la inflación y la devaluación incrementaron los costos laborales y operativos, como la energía eléctrica, aunque desde los parques no pudieron aumentar sus ingresos al mismo ritmo que el costo de vida.

Puedes leer más sobre este tema en la nota propia que publiqué en iProfesional aquí.

César Dergarabedian

César Dergarabedian

Soy periodista. Trabajo en medios de comunicación en Buenos Aires, Argentina, desde 1986. Especializado en tecnologías de la información y la comunicación. Analista en medios de comunicación social graduado en la Universidad del Salvador. Ganador de los premios Sadosky a la Inteligencia Argentina en las categorías de Investigación periodística y de Innovación Periodística, y del premio al Mejor Trabajo Periodístico en Seguridad Informática otorgado por la empresa ESET Latinoamérica. Coautor del libro "Historias de San Luis Digital" junto a Andrea Catalano.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: