Inteligencia artificial: ¿la Argentina podrá capturar sus beneficios?

¿Están las empresas argentinas preparadas para la inteligencia artificial? ¿Cómo es su nivel de adopción en las compañías locales en comparación con otros países de América latina y el resto del mundo?

Estas y otras preguntas fueron respondidas por Corina Arosteguy, directora ejecutiva de Accenture Argentina, a partir de un cuestionario que le envié.

«La inteligencia artificial (IA) ya existe hasta cierto punto en muchas industrias, pero el paso en que se está convirtiendo en parte de nuestra vida cotidiana crecerá rápidamente, principalmente debido a tres factores». señaló:

  • Acceso ilimitado a la potencia informática.
  • Democratización de las habilidades para desarrollar datos.
  • La creciente abundancia de almacenamiento de datos.

Factores de crecimiento por la inteligencia artificial

«Como nuevo factor de producción, la IA abre al menos tres vías importantes hacia el crecimiento», describió:

  • En primer lugar, puede crear una nueva mano de obra virtual; es lo que se llama «automatización inteligente».
  • En segundo lugar, la IA puede complementar y enriquecer los conocimientos y capacidades de la actual mano de obra y el capital físico.
  • Por último, y al igual que tecnologías anteriores, la IA puede impulsar innovaciones en la economía.

«Según nuestro estudio Technology Vision 2020, los ejecutivos argentinos son en la región los que mayor importancia asignan a la innovación en sus negocios», dijo Arosteguy.

«Así, 75% afirma que los desafíos de innovar nunca habían sido tan fuertes y que responder de forma eficiente requerirá de nuevas formas de innovar en conjunto con socios del ecosistema y otras organizaciones», afirmó.

Para el crecimiento de IA en el país, según Arosteguy, hay dos factores clave:

  • Acceso ilimitado a capacidad de procesamiento: «se estima que la ‘cloud’ pública mundial alcanzó un valor de 70.000 millones de dólares en 2015. También se ha generalizado el almacenamiento de datos.
  • Crecimiento del Big Data: el aumento en el número de dispositivos conectados ha hecho que la tasa de crecimiento anual compuesto (CAGR) de los datos a escala global sea superior al 50% desde 2010.

Ese estudio «revela que la Argentina se enfrenta a un camino difícil para capturar los beneficios de la IA. El país ocupa el último lugar entre las 26 economías emergentes que hemos incluido en nuestra medición de la capacidad a nivel país de absorber la innovación digital», advirtió.

Puedes leer más sobre este tema en la nota propia que publiqué en iProfesional aquí.

Deja un comentario