Skip to main content

Maia nuestra que habitas las calles,
Santificado sea tu nombre
junto a todos los nombres de les niñes
que duermen en el suelo duro
y que sueñan con cielos de techos dignos
y con un plato caliente y una manta que abrigue.

Que venga pronto algún reino que huela a vida,
que tenga el color de la dignidad
y la capacidad urgente de incluirte
y de incluir a cada persona echada
a los márgenes de la existencia.

Hágase tu voluntad de cama tibia,
de guardapolvo blanco y de zapatillas nuevas,
de un juguete que no sea descarte de alguien,
de un abrazo que no te provoque temor,
de palabras que te ayuden a sonreír,
de oídos capaces de escucharte,
de políticas que te miren a los ojos,
de salud, de mañanas justos y de presentes buenos.

Que el pan que muches creemos nuestro,
se convierte en pan tuyo y de todes,
en pan generoso, en pan sin dueños,
en equidad, en derechos compartidos,
en solidaridad de veras
y no en indignación de ocasión.

Perdoná todo lo que te debemos
a vos y a tanta persona invisibilizada
por un sistema perverso
que ya no puede ocultar sus miserias.

Perdonanos, si es que el perdón es posible
cuando no hay arrepentimiento genuino,
cuando nuestra sociedad ocasionalmente conmovida,
amanezca mañana igual o peor que hoy y que ayer.

No nos dejes caer en la tentación
de la indiferencia ni del oportunismo
o de la indignación efímera o del (pre)juicio apresurado.

Libranos del mal que tanto mal te hizo y nos hace.
Y libranos de la gente horrible
que solo cree en sus méritos y en sus privilegios,
condenándote de nuevo a la crueldad de la calle
donde las gentes nadies deben convivir
con sus supuestos “fracasos” o “incapacidades”.

Porque tuya es la dignidad que te arrebatamos
y tuya la sonrisa que puede devolvernos la luz
y tuya la esperanza que debe movilizarnos
hacia los mundos otros, urgentes,
que nos impulsás a descubrir y a habitar.

Gerardo Carlos C. Oberman

Fuente: perfil del autor en Facebook.

César Dergarabedian

César Dergarabedian

Soy periodista. Trabajo en medios de comunicación en Buenos Aires, Argentina, desde 1986. Especializado en tecnologías de la información y la comunicación. Analista en medios de comunicación social graduado en la Universidad del Salvador. Ganador de los premios Sadosky a la Inteligencia Argentina en las categorías de Investigación periodística y de Innovación Periodística, y del premio al Mejor Trabajo Periodístico en Seguridad Informática otorgado por la empresa ESET Latinoamérica. Coautor del libro "Historias de San Luis Digital" junto a Andrea Catalano.

One Comment

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: