Skip to main content

La bahía Brava es uno de los lugares imprescindibles en una visita a la ciudad neuquina de Villa La Angostura, en la cordillera de los Andes en la Patagonia norte.

Vecina al istmo de Quetrihué, que la separa de la bahía Mansa, debe su nombre al oleaje fuerte que los vientos cordilleranos generan en este sector del lago Nahuel Huapi.

La bahía Brava tiene dos muelles: uno está ubicado en el centro de la playa. De este muelle parten embarcaciones a los brazos del lago y al muelle del parque nacional Arrayanes, en el extremo de la península de Quetrihué.

El otro muelle está a pocos metros al norte del anterior, y es más pequeño y pintoresco, de acceso libre al público, no como el muelle principal, al que solo pueden ingresar quienes viajan en las embarcaciones.

Desde el muelle norte y la playa de arena volcánica fina se aprecia la belleza serena del paisaje, muy variado entre la costa abrupta del inicio de la península en el sector sur, y los bosques que llegan cerca del agua en el sector norte, y el lago y sus brazos e islas vecinos y las montañas que delinean el horizonte.

Gocé de este entorno maravilloso la mañana del 7 de mayo de 2021, antes que llegaran algunos grupos de turistas, y lo retraté en las siguientes galerías compuestas por 39 fotos tomadas con un teléfono móvil Motorola Moto G100, donde predominan las tomas realizadas con gran angular. Los subtítulos se refieren a los lugares desde los cuales tomé las fotografías.

Muelle norte de la bahía Brava

Costa norte

Muelle principal de la bahía Brava

Costa central y sur

César Dergarabedian

César Dergarabedian

Soy periodista. Trabajo en medios de comunicación en Buenos Aires, Argentina, desde 1986. Especializado en tecnologías de la información y la comunicación. Analista en medios de comunicación social graduado en la Universidad del Salvador. Ganador de los premios Sadosky a la Inteligencia Argentina en las categorías de Investigación periodística y de Innovación Periodística, y del premio al Mejor Trabajo Periodístico en Seguridad Informática otorgado por la empresa ESET Latinoamérica. Coautor del libro "Historias de San Luis Digital" junto a Andrea Catalano.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: