Skip to main content

Las condiciones que enfrentan las «startups» argentinas para desarrollar negocios en el país, con restricciones cambiarias, la presión impositiva y las leyes laborales, derivan en que el traslado de la empresa al extranjero como condición sine qua non si se busca competir con el mundo, recibir inversores institucionales y luego hacerla cotizar y/o venderla, según me advirtió Mariano Sardáns, director general ejecutivo de la gerenciadora de patrimonios FDI.

«Encarar un negocio que implique competir internacionalmente por clientes e inversores, es inviable hacerlo desde la Argentina», afirmó Sardáns en una entrevista que le realicé, en la que explicó por qué las empresas iniciales locales deben apuntar fuera del país.

«Debido al cepo, que fija un tipo de cambio artificial y por ende perjudica a los exportadores, junto con una normativa tributaria que conlleva una pesadísima carga fiscal, cada día hay una mayor concientización entre los emprendedores y empresarios, de encarar el negocio de la mano de una correcta y prolija planificación fiscal internacional», aseguró.

¿Cuáles son los riesgos que enfrentan las startups argentinas que no tienen una planificación fiscal internacional? Para Sardáns, «el principal riesgo es no ser competitivos frente a un mercado internacional que no da lugar a quienes no son eficientes, desde el punto de vista financiero y tributario».

Sardáns advirtió que «esto conlleva también a que la empresa se vea limitada en su crecimiento ya que le va a ser muy difícil conseguir inversores o capitalistas, en un mundo donde estos últimos escasean y los proyectos abundan»

«Los inversores no sólo buscan proyectos buenos, sino también un management profesional que contribuya a maximizar la rentabilidad de los accionistas (inversores). A mayor eficiencia tributaria y financiera, mayor es la rentabilidad de los accionistas», afirmó.

El CEO de FDI sostuvo que «no sólo el proyecto tiene que ser sustentable, sino también la empresa tiene que estar localizada en la jurisdicción apropiada para maximizar la rentabilidad de los accionistas. Claramente la Argentina no es el lugar apropiado para montar un negocio que compita a nivel internacional».

«Además de eficientizar las finanzas de sus empresas y maximizar la rentabilidad de los accionistas, los emprendedores debiesen también realizar una correcta estructuración de su patrimonio, no sólo para reducir sus cargas fiscales personales, implementando técnicas que dependen de la normativa de sus países de residencia, sino también para proteger sus activos y participaciones societarias del ataque de terceras partes». señaló.

Sardáns observó que «son cada día más comunes los litigios por cuestiones comerciales, ambientales, de praxis, fiscales y de diversas otras índoles. Estar blindado de estas instancias le permite a los emprendedores y empresarios hacer foco en sus negocios». Puedes leer la entrevista completa que se publicó en iProfesional aquí.

César Dergarabedian

César Dergarabedian

Soy periodista. Trabajo en medios de comunicación en Buenos Aires, Argentina, desde 1986. Especializado en tecnologías de la información y la comunicación. Analista en medios de comunicación social graduado en la Universidad del Salvador. Ganador de los premios Sadosky a la Inteligencia Argentina en las categorías de Investigación periodística y de Innovación Periodística, y del premio al Mejor Trabajo Periodístico en Seguridad Informática otorgado por la empresa ESET Latinoamérica. Coautor del libro "Historias de San Luis Digital" junto a Andrea Catalano.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: