Skip to main content

La Fórmula 1 (FI) presentó su coche de carreras de próxima generación, desarrollado en la infraestructura de Amazon Web Services (AWS), la división de computación en la nube de la empresa Amazon.

Según me informó en un comunicado la compañía informática, el vehículo será utilizado por los equipos en la temporada 2022 con la intención de que el diseño más aerodinámico del vehículo derive en más carreras rueda con rueda y más acción en la pista.

El proyecto se ejecutó con Computational Fluid Dynamics (CFD) y miles de núcleos de cómputo en AWS, lo que le permitió a la F1 ahorrar tiempo y recursos para la entrega del nuevo diseño.

La aerodinámica es un elemento crucial para las carreras de F1, ya que ayuda a la tracción para aumentar la velocidad en las curvas y reducir el desgaste de los neumáticos.

Los autos de F1 enfrentan una pérdida de carga aerodinámica mientras corren muy cerca unos de otros. Para solucionar ese problema, el automóvil de próxima generación contará con los siguientes elementos nuevos:

  • Diseño de carrocería con una nueva forma de alerón delantero.
  • Suspensión simplificada.
  • Diseño de la parte trasera.
  • Túneles bajo el piso.
  • Dispositivos de control de la estela de las ruedas.

También funcionará con «rines» de 18 pulgadas con neumáticos de perfil bajo por primera vez. El resultado es solo una pérdida de carga aerodinámica de 15% en la misma distancia del auto, lo que a su vez generará carreras más intensas y emoción en la pista.

El objetivo clave de la F1 al rediseñar el coche es aumentar las carreras rueda a rueda entre automóviles que hoy están restringidas debido a la pérdida de carga aerodinámica.

Este cambio de diseño ayuda a reducir el flujo de aire turbulento de adelante, lo que a su vez aumenta la carga y el rendimiento del siguiente automóvil y permite cerrar la brecha para tener la oportunidad de adelantar al puesto líder.

El proyecto CFD utilizó más de 1.150 núcleos de cómputo AWS para la ejecución de simulaciones detalladas de más de 550 millones de puntos de datos que modelan el impacto de la estela aerodinámica de un vehículo sobre otro.

Gracias a la escalabilidad de AWS, la F1 pudo reducir el tiempo promedio para ejecutar simulaciones en un 80%, de 60 a 12 horas.

«Ejecutar en la nube y ejecutar con AWS realmente eliminó todas las barreras del tiempo y capacidad informática y nos permitió ejecutar lo que queremos, cuando queremos y como queremos”, dijo Pat Symonds, director técnico de Fórmula 1. “Esto es algo que creo que no hubiera creído posible a menos que hubiera podido aprovechar realmente el poder de AWS y ver dónde podría estar el futuro», agregó.


Para rediseñar sus coches la F1 necesitaba alejarse de su entorno tecnológico local, donde utilizó CFD junto con pruebas en el túnel de viento para diseñar y probar las propiedades aerodinámicas de los vehículos.

La Fórmula 1 trasladó su entorno de simulación CFD a una plataforma informática de alto rendimiento (HPC) en AWS utilizando Amazon Elastic Compute Cloud (Amazon EC2) instancias para ejecutar simulaciones complejas que visualizan la estela turbulenta de los autos y el impacto en los coches que los siguen.

La máxima categoría del automovilismo mundial eligió una combinación de instancias de Amazon EC2 C5n y las nuevas instancias C6g basadas en AWS Graviton2 para obtener la máxima flexibilidad en términos de precios y rendimiento.

Además de bajar el tiempo de simulación de días a horas, F1 redujo el costo de la ejecución de estas cargas de trabajo en 30% gracias al el uso de instancias impulsadas por AWS Graviton2.

“El reciente lanzamiento de AWS Graviton2 nos ha permitido optimizar realmente otros trabajos y ha logrado un ahorro de costos del 30% para nosotros en este momento. Y, de hecho, veo que eso va más allá. Estoy seguro de que podemos avanzar hacia un ahorro de costos de 40% en comparación con nuestros antiguos métodos de hacer las cosas”, dijo Symonds. Puedes ver aquí un video de este desarrollo.

César Dergarabedian

César Dergarabedian

Soy periodista. Trabajo en medios de comunicación en Buenos Aires, Argentina, desde 1986. Especializado en tecnologías de la información y la comunicación. Analista en medios de comunicación social graduado en la Universidad del Salvador. Ganador de los premios Sadosky a la Inteligencia Argentina en las categorías de Investigación periodística y de Innovación Periodística, y del premio al Mejor Trabajo Periodístico en Seguridad Informática otorgado por la empresa ESET Latinoamérica. Coautor del libro "Historias de San Luis Digital" junto a Andrea Catalano.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: