Skip to main content

El fabricante de software Adobe, creador del famoso formato de archivos PDF, realizó en julio su Adobe Sign Tour, una gira por América latina que inició en la Argentina y Chile, para difundir los beneficios de la firma electrónica en organizaciones del Estado y privadas.

En la jornada, en la que participé en forma remota, voceros de la compañía informaron que la Secretaría de Innovación Pública del Gobierno argentino inició un proyecto para digitalizar sus procesos administrativos con las provincias. Con ese fin implementó la plataforma integral de gestión documental digital.

También destacaron que Chile se ubicó en el lugar 42 entre 193 países con mejor calificación en el último informe de gobierno electrónico, difundido por las Naciones Unidas, que evalúa la infraestructura de banda ancha, el capital humano y los servicios que el Estado entrega a los ciudadanos.

Según el Registro Nacional de Trámites del país trasandino, en 2020 existían 329 nuevos trámites digitales, lo que incluye diligencias comprometidas a digitalizar las instituciones como parte de los planes anuales.

Eduardo Jordao, gerente senior de cuentas de canal de Adobe, explicó que «la travesía de la digitalización a la que están direccionando los Gobiernos, organizaciones y distintas industrias, será exitosa al contar con el apoyo de la firma electrónica».

Según este ejecutivo, la herramienta brinda agilidad a los procesos. También garantiza la seguridad de no alteración de los documentos y de la identidad del suscriptor, y otorga movilidad en el acceso a los documentos.

Un estudio encargado por Adobe a la consultora Forrester, denominado «Procesos de documentos digitales en 2020: Un enfoque sobre las firmas electrónicas», revela que por cada flujo manual que se migra a digital se genera un ahorro de 6 dólares.

La firma electrónica permitirá que las personas y las compañías desde sus equipos móviles, firmen un contrato para el alquiler de una casa, comprar un automóvil y abrir una cuenta bancaria sin tener que salir de casa o estando desde su oficina.

También brinca la certeza de que al finalizar el flujo de firma el usuario recibirá el documento final firmado, sin permitir cambios y con una declaración de la identidad del suscriptor, gracias a Adobe Sign.

En Chile, la ley 19.799 define en su artículo 3º que «los actos y contratos otorgados o celebrados por personas naturales o jurídicas, suscritos por medio de firma electrónica, serán válidos de la misma manera y producirán los mismos efectos que los celebrados por escrito y en soporte de papel».

Jordao resaltó que ofrecer a los clientes esta herramienta permite proteger los ingresos de las organizaciones y “abre oportunidades”. Y afirmó que “la demanda de servicios digitales se está intensificando y las organizaciones deben ser capaces de responder», dijo.

El informe afirma que el 21% de los clientes se encuentran en riesgo debido a la falta de alternativas digitales para brindarles servicios durante la pandemia y un 35% de los ingresos están el peligro», advirtió el ejecutivo. Puedes leer más sobre este tema en la nota propia que publiqué en iProfesional aquí.

César Dergarabedian

César Dergarabedian

Soy periodista. Trabajo en medios de comunicación en Buenos Aires, Argentina, desde 1986. Especializado en tecnologías de la información y la comunicación. Analista en medios de comunicación social graduado en la Universidad del Salvador. Ganador de los premios Sadosky a la Inteligencia Argentina en las categorías de Investigación periodística y de Innovación Periodística, y del premio al Mejor Trabajo Periodístico en Seguridad Informática otorgado por la empresa ESET Latinoamérica. Coautor del libro "Historias de San Luis Digital" junto a Andrea Catalano.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: