Skip to main content

En la medida que aumenta la población con dos dosis de las vacunas contra el coronavirus, también crecen las expectativas de que el modelo de trabajo híbrido comience a ser una realidad en las empresas y en el Estado.

En la Argentina, según un estudio realizado por la empresa informática Citrix a comienzos del año 2021, un 66% de los trabajadores encuestados expresó que le gustaría tener un modelo híbrido en el que pueda optar cada día por trabajar a distancia o en la oficina.

Sin embargo, la modalidad de trabajo híbrido incluye algunos desafíos. Uno de ellos es el siguiente: ¿Qué sucede cuando hay más de una persona que trabaja desde una misma casa, conectados a una red doméstica? De igual forma, ¿qué pasa en términos de seguridad cuando el dispositivo que usan los empleados para trabajar no es corporativo, sino que es un equipo personal propio o de la persona con la que conviven?

En ambos ejemplos aparece una de las principales cuestiones a considerar en la medida en la que establecemos un modelo híbrido: cómo entregar una experiencia unificada, cuándo las condiciones de infraestructura cambian según la locación del empleado.

Hugo Giampietri, gerente principal de cuentas corporativas en Citrix, analiza las perspectivas del trabajo híbrido en la postpandemia en la Argentina, a partir de un cuestionario que le compartí

«La pandemia nos obligó a revisar la manera en la que trabajábamos, y nos impulsó a evolucionar en el modelo laboral, hacia uno más flexible, centrado en las necesidades del colaborador y que apunta al equilibrio entre la vida personal y profesional», explicó.

Esta transformación «fue el puntapié para que las compañías se comenzaran a dar cuenta de que se beneficiaban de las nuevas tecnologías como la nube y la flexibilidad que con ella conlleva, la virtualización para el acceso remoto a sus escritorios y aplicaciones y la implementación de espacios de trabajo con inteligencia», afirmó.

Con respecto a este último, «han adoptado este nuevo modelo de trabajo híbrido, que comprende a su vez los comportamientos y necesidades de los colaboradores, y los ayuda a mejorar la productividad y organizar mejor sus tareas, incluyendo la automatización, para que pueda acceder a una buena experiencia de usuario y segura», señaló.

Un informe global para Citrix, denominado Work 2035, indica que un 77% de los líderes de negocios consultados consideran que la inteligencia artificial (IA) acelerará sus procesos de decisión y los hará más productivos en el futuro y un 90% por ciento cree que para el 2035 esta tecnología será el driver central para el crecimiento de su organización.

Al utilizar inteligencia artificial y «machine learning» (aprendizaje automático), «las compañías tienen la capacidad de comprender cómo trabaja cada empleado, conocer sus inquietudes para guiarlos manera virtual e inteligente a las aplicaciones, datos y herramientas que utilizan a diario», afirmó Giampietri.

Este tipo de inversiones «aportará agilidad, flexibilidad y escalabilidad para responder a las necesidades de las empresas hoy en día, pero también mirando hacia el futuro de la fuerza laboral», estimó. Puedes leer las respuestas completas de Giampietri en la nota propia publicada en iProfesional aquí.

César Dergarabedian

César Dergarabedian

Soy periodista. Trabajo en medios de comunicación en Buenos Aires, Argentina, desde 1986. Especializado en tecnologías de la información y la comunicación. Analista en medios de comunicación social graduado en la Universidad del Salvador. Ganador de los premios Sadosky a la Inteligencia Argentina en las categorías de Investigación periodística y de Innovación Periodística, y del premio al Mejor Trabajo Periodístico en Seguridad Informática otorgado por la empresa ESET Latinoamérica. Coautor del libro "Historias de San Luis Digital" junto a Andrea Catalano.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: