Skip to main content

La falta de personas dispuestas para la donación de sangre es un problema que aumenta en muchos lugares del mundo. Mientras el envejecimiento de la población y la mayor esperanza de vida incrementan la demanda, el número de voluntarios parece ir en descenso, en especial entre los jóvenes.

Las campañas tradicionales basadas en actividades promocionales, carteles o folletos tienen un éxito limitado. Ante este panorama, investigadores de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC), junto a la Universidad Austral de Chile, estudiaron cómo el uso de plataformas digitales colaborativas podría subir la cantidad de donantes.

En un estudio preliminar, publicado en la revista de acceso abierto International Journal of Environmental Research and Public Health, identificaron los aspectos clave que influyen en la motivación dentro de este tipo de plataformas y que estas deberían tener en cuenta para optimizar sus resultados.

«Mucha gente no es consciente del problema que existe respecto a la donación de sangre. La utilización de nuevos canales puede ser una herramienta útil para llegar y motivar a la población joven y conseguir que aumenten las donaciones».
Joan Torrent-Sellens, catedrático de los estudios de economía y empresa de la UOC, director del grupo de investigación interdisciplinaria sobre las tecnologías de la información y la comunicación (i2TIC) y primer firmante del artículo.

Plataformas digitales de uso social

Existen muchas investigaciones que analizaron el uso de plataformas colaborativas con relación al alojamiento o el transporte, pero «apenas se han estudiado respecto a fines sociales como puede ser el de la donación de sangre», dijo Torrent, también colaborador del eHealth Center de la UOC.

Este caso podría ser importante, porque «salvando las distancias, el problema es semejante al de las pensiones. Se necesita a los jóvenes para que el sistema funcione», agregó. Aunque aún no están muy extendidas, ya hay países en los que se lanzaron distintas iniciativas de este tipo, como es el caso de la plataforma Blooders.org.

Para el trabajo se desarrollaron cuestionarios específicos que permitían discernir los factores que influyen en la motivación y en los caminos de comportamiento que llevarían a la intención de donar sangre en el entorno de una plataforma colaborativa. En total, 302 voluntarios relacionados con la Universitat Oberta de Catalunya y la Universidad Austral de Chile completaron el estudio.

De entre los 16 factores de motivación analizados, solo dos se mostraron significativos:

  • La confianza en el proceso y en los otros participantes.
  • El hecho de ajustarse al estilo de vida moderno.

«Parece importante que se desarrolle un ambiente de seguridad, pero también que los usuarios sientan que están en un entorno adaptado a los tiempos y que participa de valores asociados a ese estilo, como que es importante ayudar a los demás».
Joan Torrent-Sellens.

Ambos factores llevan a un camino de comportamiento en que se generan actitudes positivas y se tiene una sensación de control y de autosuficiencia sobre el proceso. Todo ello acaba desembocando en una mayor intención de colaborar.

Además, ese estilo de vida moderno influye en forma positiva en lo que se denomina «la norma subjetiva», lo que la gente del entorno piensa sobre el uso de la plataforma.

En general, los factores implicados están relacionados con el altruismo, pero también con intereses individuales, como sucede con la sensación de orgullo y pertenencia a un grupo que está bien valorado por la sociedad. Además, las emociones desatadas pueden servir para superar barreras que se oponen a la donación, como la ansiedad o el miedo.

Las conclusiones del estudio pueden servir, por lo tanto, para mejorar futuras estrategias. «Los responsables de una campaña deberían ser conscientes de que pueden trabajar y enfocarse en estos conceptos para ser más exitosos», sostuvo Torrent, citado en un informe que me envió la UOC.

Donación de sangre: presente y futuro

La información aportada por el trabajo es valiosa, pero aún es preliminar. Los datos fueron recabados en un contexto académico y de investigación y durante la pandemia del coronavirus, por lo que nuevos estudios podrían contribuir a hacerla más extensible. «Estamos planificando una nueva oleada de cuestionarios para aumentar el colectivo, haciéndolo más representativo y precisándolo mejor», explicó Torrent.

El catedrático de la UOC consideró que «si estas plataformas son importantes en tantos otros aspectos de la vida social y cultural, pueden perfectamente llegar a serlo en el contexto de la donación de sangre. Nuestro estudio aporta una herramienta útil para el abordaje de campañas de marketing social y de desarrollo de plataformas para llegar con más efectividad a la población joven, en quienes encontramos problemas claros a la hora de donar».

César Dergarabedian

César Dergarabedian

Soy periodista. Trabajo en medios de comunicación en Buenos Aires, Argentina, desde 1986. Especializado en tecnologías de la información y la comunicación. Analista en medios de comunicación social graduado en la Universidad del Salvador. Ganador de los premios Sadosky a la Inteligencia Argentina en las categorías de Investigación periodística y de Innovación Periodística, y del premio al Mejor Trabajo Periodístico en Seguridad Informática otorgado por la empresa ESET Latinoamérica. Coautor del libro "Historias de San Luis Digital" junto a Andrea Catalano.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: