Skip to main content

La inteligencia artificial en el Estado es el tema central de un reciente reporte de la Corporación Andina de Fomento (CAF), uno de los bancos de desarrollo de América latina.

La inteligencia artificial (IA) tiene el potencial de transformar la forma en que los gobiernos ofrecen servicios públicos a sus ciudadanos. Según el reporte «ExperiencIA: datos e inteligencia artificial en el sector público», publicado por CAF, un uso responsable de la IA en el sector público puede ayudar a que la región dé un salto cualitativo en la provisión de servicios públicos, en la eficiencia de sus procesos burocráticos y en la rendición de cuentas a sus ciudadanos.

Según me informó la CAF en un comunicado, el estudio asegura que si bien el uso estratégico de los datos y la IA tiene un gran potencial para modernizar el sector público, solo beneficiara? a la sociedad bajo ciertas condiciones. En este sentido, su uso debe basarse en tres pilares:

  • Definir e implementar políticas públicas basadas en principios éticos.
  • Adoptar marcos de gobernanza de los datos y de los algoritmos soportados en marcos regulatorios adecuados.
  • Preparar la fuerza laboral desde el punto de vista técnico y cultural y atraer nuevo talento.

El informe, que puedes descargar aquí, también alerta que las experiencias negativas con el desarrollo y uso de la IA, a niveles público y privado, pueden deteriorar la confianza de los diferentes actores en esta tecnología y, en consecuencia, minar su legitimidad para el uso público.

También enfatiza en reconocer los posibles daños por abuso, mal uso, defectos de diseño o efectos indeseados, y garantizar el cumplimiento de principios éticos que prevengan y protejan contra esos riesgos.

“El uso de la inteligencia artificial ya es una realidad y se ha probado en el mundo y en la región. No obstante, es importante descifrar y comprender su potencial, su alcance, los desafíos y las posibilidades a las que nos enfrentamos. Esta tecnología no es buena o mala en si? misma, depende de cómo y para que? se utilice. Apropiarse de ella no supone cambios superficiales, sino trasformaciones profundas».
Carlos Santiso, responsable de la Dirección de Innovación Digital del Estado en CAF.

El informe también presenta una serie de estudios de caso que ilustran los desafíos y riesgos asociados a la IA, y evidencian los beneficios que su uso estratégico puede tener para generar valor social y económico.

A continuación se resumen los casos analizados:

  • Inteligencia artificial en la salud: La experiencia de la red de cuidados médicos Emory Healthcare Network, en los Estados Unidos, ilustra los desafíos y avances logrados en el ámbito de la telemedicina y la aplicación de la IA en diferentes especialidades médicas.
  • Inteligencia artificial en la educación: El Dropout Early Warning System (DEWS) en Wisconsin (Estados Unidos) es un sistema de alerta temprana de deserción escolar que forma parte del sistema estatal de información sobre educación.
  • Inteligencia artificial en la Justicia: Estas experiencias se basan en el uso de la semántica de datos, la automatización de procesos y búsquedas y arquitecturas más complejas para realizar previsiones o predicciones.
  • Uso estratégico de los datos en la gestión de residuos: Como muestran los estudios de caso en las ciudades italianas de Rogno, Cascina, Gardone Riviera, Vernazza y Milán, la clave esta? en el análisis de los datos con aplicaciones que usan sistemas de geolocalización y dispositivos de identificación por radiofrecuencia.
  • Inteligencia artificial para optimizar los ingresos del Estado: La IA en este campo esta? propiciando una transformación del modo de funcionamiento de las administraciones, de la que son reflejo las políticas y prácticas de las agencias tributarias de Canadá? y España.
  • Inteligencia artificial para optimizar el gasto público: ProZorro (Ucrania) nació? a partir de mercados virtuales existentes para crear una base de datos que unifica la información sobre compras públicas y cumple el estándar de datos abiertos.
  • Inteligencia artificial antes, durante y después de la pandemia del coronavirus: Cinco casos de estudio que buscan mitigar los efectos sanitarios, sociales y económicos de la pandemia permiten analizar las mejores prácticas de IA para enfrentar estas situaciones.
César Dergarabedian

César Dergarabedian

Soy periodista. Trabajo en medios de comunicación en Buenos Aires, Argentina, desde 1986. Especializado en tecnologías de la información y la comunicación. Analista en medios de comunicación social graduado en la Universidad del Salvador. Ganador de los premios Sadosky a la Inteligencia Argentina en las categorías de Investigación periodística y de Innovación Periodística, y del premio al Mejor Trabajo Periodístico en Seguridad Informática otorgado por la empresa ESET Latinoamérica. Coautor del libro "Historias de San Luis Digital" junto a Andrea Catalano.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: