Skip to main content

La empresa de telecomunicaciones Metrotel apuesta por la infraestructura compartida, un modelo de negocio para expandir su red de fibra óptica. En una conferencia de prensa presencial, en la que participé, directivos de la empresa explicaron que modelo de infraestructura compartida también simplifica el despliegue de redes de servicio de Internet.

Desde estas redes, los proveedores de servicios de Internet a hogares puedan montarse sobre una misma red cuya operación y mantenimiento queda a cargo de Metrotel. La compañía se enfoca en la prestación de servicios al segmento corporativo y mayorista de telecomunicaciones, con clientes con demanda de conectividad de alta velocidad, como el caso de los bancos y servicios de Internet de alta capacidad. Por ejemplo, entre sus clientes se encuentran las filiales locales de Google y Facebook.

¿Cuáles son los beneficios para usuarios, municipios y los propios operadores? Este modelo permite atender una demanda creciente de los usuarios, que necesitan conectarse en sus casas con una mayor cantidad de dispositivos y un uso más intensivo por las nuevas modalidades de trabajo.

Con la infraestructura compartida, cada operador se puede concentrar en prestar servicios sobre esa red y ser mejor en la atención tanto en preventa como post venta. A través de la red de infraestructura compartida, los operadores, proveedores de servicios de Internet (ISP, sigla en inglés) o cooperativas, cuentan con un servicio simplificado ya que pueden montarse sobre esa misma red neutral sin tener que desplegar su propia infraestructura para llegar a los hogares.

Germán Garay, director operativo de tecnología (CTO) de Metrotel Argentina, dijo en la conferencia que este modelo de negocio representa «un gran cambio conceptual». Metrotel construye la red para los hogares, cuando ningún operador logre el 100% de los hogares. De esta manera, comparten la infraestructura y consiguen una mejora de costos importante.

El consultor Enrique Carrier, quien participó en la conferencia, explicó luego de la presentación que «se trata de un modelo que puede aportar grandes beneficios a la conectividad en Argentina, acelerando la disponibilidad de fibra óptica y habilitando una mayor competencia entre operadores no ya a través de redes que se superponen sino a través de los servicios ofrecidos por estos sobre una misma red».

El nuevo escenario abierto por la pandemia del coronavirus y las medidas de confinamiento social, además del crecimiento natural de la demanda por capacidad, «exige a la mayoría de los ISP una rápida actualización, cuando no expansión de sus redes», señaló Carrier, «particularmente a aquellos que cuentan con tecnologías como la inalámbrica y ADSL».

«Los que operan con cable módem todavía tienen margen para crecer en capacidad con sus redes actuales, aunque generalmente encaran todo nuevo despliegue directamente con fibra óptica. En definitiva, todos los caminos conducen a la fibra», concluyó.

Un ejemplo concreto de la infraestructura compartida es el flamante acuerdo entre Metrotel y DirecTV por el cual el operador satelital ofrecerá servicios de Internet en el norte del Gran Buenos Aires.

Con una velocidad de navegación de 100 MB/ps la empresa de entretenimiento digital brindará conectividad a través del servicio que estará disponible en el municipio de Pilar y la localidad de Ingeniero Maschwitz, partido de Escobar. En una primera etapa la red contempla cubrir 20.000 hogares.

Puedes leer más sobre este tema en la nota propia que publiqué en iProfesional aquí.

César Dergarabedian

César Dergarabedian

Soy periodista. Trabajo en medios de comunicación en Buenos Aires, Argentina, desde 1986. Especializado en tecnologías de la información y la comunicación. Analista en medios de comunicación social graduado en la Universidad del Salvador. Ganador de los premios Sadosky a la Inteligencia Argentina en las categorías de Investigación periodística y de Innovación Periodística, y del premio al Mejor Trabajo Periodístico en Seguridad Informática otorgado por la empresa ESET Latinoamérica. Coautor del libro "Historias de San Luis Digital" junto a Andrea Catalano.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: