Skip to main content

A dos años del inicio de una fase de aumento explosivo del trabajo remoto, por causa de la pandemia del coronavirus, hay oficinas en los hogares que no están tan protegidas como los lugares tradicionales de trabajo.

«Esto ha creado nuevas oportunidades para que los hackers obtengan acceso a dispositivos y redes vulnerables de los empleados», me advirtió Andrés Mendoza, jefe técnico para América latina en ManageEngine, la división de gestión de tecnologías de la información (TI) del gigante tecnológico Zoho.

Al menos nueve de cada diez organizaciones del ranking Fortune 100 gestionan sus infraestructura de TI con ManageEngine, incluidas redes, servidores, aplicaciones, desktops y más.

En ManageEngine pronosticaron varias tendencias para este año, explicó Mendoza: «Los modelos operativos de TI seguirán evolucionando para darle lugar a la fuerza laboral híbrida debido a la creciente popularidad del trabajo híbrido impulsada por los últimos años de pandemia», explicó.

Con el aumento de la analítica contextual, la información de las organizaciones se volverá procesable con mayor inmediatez. «Se espera que la forma en de entrenar e implementar los modelos de inteligencia artificial (IA) cambie significativamente el próximo año», agregó.

Para este especialista, «un modelo de malla de ciberseguridad ofrecerá una mejor protección en la era de la fuerza laboral híbrida. Si bien la seguridad tradicional basada en la red se está volviendo obsoleta, un modelo de malla de ciberseguridad, con su principio central de Zero Trust, ganará más fuerza».

«El desequilibrio entre la oferta y la demanda de empleados capacitados en ciberseguridad podría obligar a las organizaciones a recurrir cada vez más a proveedores de servicios de seguridad administrados y proveedores de detección y respuesta administrados», afirmó.

Para Mendoza, la IA «seguirá consolidándose como piedra angular en la arquitectura tecnológica de las organizaciones, mientras que los administradores de TI dependerán más de la automatización inteligente, con los cuales los problemas son detectados por algoritmos y resueltos automáticamente antes de que causen problemas en la productividad o las operaciones de la red».

Según este experto, «la mayoría de las empresas tienen un plan de recuperación ante desastres o sistemas de respaldo para cuando algo falla o para extender el soporte a empleados móviles y remotos para garantizar que las operaciones funcionen sin problemas».

Sin embargo, advirtió, «luego de la pandemia de la Covid-19, las empresas se vieron obligadas a repensar sus estrategias de continuidad comercial y probar nuevos modelos, sistemas y políticas».

Puedes leer más sobre este tema en la nota propia publicada en iProfesional aquí.


Si te gustó o sirvió algo que publiqué, te ofrezco dos alternativas para agradecer y permitir la continuidad de mi trabajo en Bahía César, haciendo clic sobre ellas:

César Dergarabedian

César Dergarabedian

Soy periodista. Trabajo en medios de comunicación en Buenos Aires, Argentina, desde 1986. Especializado en tecnologías de la información y la comunicación. Analista en medios de comunicación social graduado en la Universidad del Salvador. Ganador de los premios Sadosky a la Inteligencia Argentina en las categorías de Investigación periodística y de Innovación Periodística, y del premio al Mejor Trabajo Periodístico en Seguridad Informática otorgado por la empresa ESET Latinoamérica. Coautor del libro "Historias de San Luis Digital" junto a Andrea Catalano.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: