Skip to main content

Para este 30 de julio de 2022, cuando cumplo 58 años, te comparto una bendición que recibí este año: la obra completa de Johann Sebastian Bach, el compositor alemán que escuchó y transcribió parte de la música que se gozará en el cielo nuevo y la tierra nueva creadas por Dios.

En los Países Bajos hay una Netherlands Bach Society, que en su centenario se propuso publicar en Internet con la mayor calidad el millar de obras que Bach escribió entre los últimos años del siglo XVII y la primera mitad del siglo XVIII.

El proyecto, sobre el cual puedes leer más aquí, ya lleva registradas más de 350 del total de 1.080 obras de Bach.

Puedes escucharlo en el canal de esta sociedad en YouTube aquí. Cada jueves se publica en ese canal y en este sitio una nueva obra de Bach.

Los textos informativos, los hechos interesantes y las entrevistas con los artistas proporcionan una gran cantidad de información de fondo.

Todas las obras son interpretadas por la Sociedad Bach de los Países Bajos y muchos músicos invitados, y puede ver y escuchar grabaciones de las obras completas.

En entrevistas personales, los propios músicos hablan de lo que les emociona en la música o por qué disfrutan tanto tocándola.

Para mantenerse cerca de Bach, las grabaciones se realizan en lugares adecuados, pero también se buscan lugares de grabación inusuales.

Las cantatas se filman en una iglesia, por ejemplo, y la música de cámara en las casas de los músicos o en lugares especiales de los Países Bajos.

Por ejemplo, la Pasión según San Mateo en Grote Kerk, en Naarden, las seis suites para cello en hermosos lugares de Ámsterdam como el Concertgebouw y el Rijksmuseum, y el Concierto de Brandemburgo número 4 en Felix Meritis, en Ámsterdam.

¿Cuáles obras de Bach elegí para mi cumpleaños 58? Una de ellas es la suite para violonchelo número 1 en sol mayor, BWV 1007, quizás la pieza de música para violonchelo más escuchada en el mundo.

Los arpegios cadenciosos de su preludio acompañan con frecuencia avances de películas y publicidades, pero si te abstraes de esas referencias mercantiles, esta obra subyuga por su profundidad y refinación.

La otra obra es La ofrenda musical, la perfección del arte del contrapunto en el período barroco. En la última década de su vida, Bach dedicó parte de su trabajo a la escritura de trabajos cíclicos, a gran escala, en los que explora en forma exhaustiva las posibilidades contrapuntísticas de un tema breve y sencillo.

La fotografía inicial muestra uno de mis lugares preferidos en esta tierra de los vivientes, una playa en la península Manzano sobre la bahía Mansa del lago Nahuel Huapi, en la provincia de Neuquén, en la Patagonia norandina argentina.

César Dergarabedian

Soy periodista. Trabajo en medios de comunicación en Buenos Aires, Argentina, desde 1986. Especializado en tecnologías de la información y la comunicación. Analista en medios de comunicación social graduado en la Universidad del Salvador. Ganador de los premios Sadosky a la Inteligencia Argentina en las categorías de Investigación periodística y de Innovación Periodística, y del premio al Mejor Trabajo Periodístico en Seguridad Informática otorgado por la empresa ESET Latinoamérica. Coautor del libro "Historias de San Luis Digital" junto a Andrea Catalano.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: