Skip to main content

Elaborado a partir de datos de 37 millones de tarjetas, el índice UDE Link (uso de dinero electrónico) que elabora la empresa Red Link reveló que en julio y por cuarto mes consecutivo cerró con nueva marca máxima de transacciones monetarias por canales electrónicos.

Según me informó esta compañía en un comunicado, las transacciones monetarias y no monetarias en el sistema financiero a través de medios electrónicos, fijos y en particular móviles, como también físico sin intervención de un empleado bancario, como los cajeros automáticos, volvieron a registrar máximos históricos.

Tanto en montos ajustados por inflación y corregidos por estacionalidad como en cantidad de transacciones, este fenómeno indica que a cinco años de su generalización aún parece no haber encontrado su techo.

Se observa por un lado la consolidación y ampliación del uso de las billeteras electrónicas y, por el otro, el impulso de aplicativos para el pago de impuestos y servicios públicos; recarga de celulares y de tarjetas de transporte; y también de solicitud de préstamos y operaciones de colocación de dinero a plazo fijo.

El uso de dinero electrónico en Link ascendió en julio a poco más de 2,73 billones de pesos, y tuvo crecimientos en valores nominales de 10,8% y 101,9% en el mes y en comparación con un año antes, respectivamente, muy por arriba de lo esperable por la conjunción del ritmo de suba del promedio general de precios de la economía y la reactivación de la actividad productiva y comercial de bienes y servicios.

Ajustado por inflación, el UDE en monto subió a 169,5 puntos -muy próximo al récord de 172,6 unidades que anotó en diciembre, con base 100 el promedio de todo 2018-, arrojó en esa medición incrementos de 2,7% en el mes y 17,5% en comparación con igual mes del año previo.

El indicador desestacionalizado, que permite una comparación homogénea con cualquier período del año registró el récord de 160 unidades, subió 1,4% respecto de la marca máxima que había arrojado en junio, y acentuó la tendencia exponencial que describe la serie desde noviembre del año previo.

Este dinamismo que mantuvo el uso del dinero electrónico estuvo una vez más explicado por el sostenido crecimiento y marcas máximas en la cantidad de usuarios en las operaciones de transferencias con 10,38 millones; el pago de impuestos y servicios ascendió a 2,98 millones; la recarga de celulares, 1,36 millones y la de tarjetas de transporte, 0,27 millones.

El resto de los aplicativos se mantuvieron en torno a marcas históricas, como cajeros automáticos con 15,31 millones; las billeteras, 10,12 millones; las extracciones, 13,67 millones; y las compras en comercios (POS), 9,53 millones.

También se registraron picos históricos en la cantidad de transacciones: billeteras un total de 416,1 millones, de las cuales las monetarias ascendieron al récord de 45,75 millones; transferencias, 52,7 millones; Debin, 41,18 millones; canal web, 34,9 millones; pago de impuestos y servicios públicos, 11,3 millones; recarga de telefonía móvil, 3,48 millones; recarga de transporte,0,5 millones.


Si te gustó o sirvió algo que publiqué, te ofrezco dos alternativas para agradecer y permitir la continuidad de mi trabajo en Bahía César, haciendo clic sobre ellas:

Un regalo para los lectores de Bahía César

También te obsequio 100 Unicoins. Solo debes hacer clic sobre la siguiente imagen. Más información sobre este regalo aquí.

Unicoin

 

César Dergarabedian

Soy periodista. Trabajo en medios de comunicación en Buenos Aires, Argentina, desde 1986. Especializado en tecnologías de la información y la comunicación. Analista en medios de comunicación social graduado en la Universidad del Salvador. Ganador de los premios Sadosky a la Inteligencia Argentina en las categorías de Investigación periodística y de Innovación Periodística, y del premio al Mejor Trabajo Periodístico en Seguridad Informática otorgado por la empresa ESET Latinoamérica. Coautor del libro "Historias de San Luis Digital" junto a Andrea Catalano.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: