Un lunes inolvidable gracias a Federer y Djokovic

El lunes es el día más detestado de la semana, pero el lunes 12 de noviembre de 2012 fue uno de los mejores días del año, gracias a dos tenistas.

Si sigues este blog estarás enterado de mi pasión por el tenis. Puedo llegar a extremos de quedarme 9 horas ante una pantalla de TV en casa para ver la final de Wimbledon 2008 entre Roger Federer y Rafael Nadal.

Ayer, en cambio, bastó con dos horas y 14 minutos para deleitarse con la final de la Copa Masters entre Federer y Novak Djokovic, donde el número uno del mundo derrotó al número dos por 7-6 y 7-5, en un partido lleno de alternativas.

Fue un combate tremendo: “Nos hemos forzado el uno al otro al máximo en este partido, para mí es un privilegio”, dijo el campeón.

Novak Djokovic festeja su triunfo sobre Roger Federer en la final de la Copa Masters 2012. Foto oficial del torneo.

Entre la maestría de los tiros de Federer y el ritmo infernal de Djokovic se armó un partido inolvidable, en especial en el primer set, de una hora y 12 minutos de ida y vuelta permanente.

Un resumen del encuentro en el siguiente video:

Pero quizás el partido se recuerde dentro de unos años por el siguiente punto: Djokovic saca para ganar el set, y en medio de la tensión por lo que se juega, Federer inventa una volea y luego un “passing” que golpea casi de espaldas:

¿Observaste la cara atónita de Djokovic luego del punto?

El “passing” de ayer me hizo recordar a uno que hizo Federer en 2006 en las semifinales de Roland Garros ante David Nalbandian (sugiero ir al inicio del punto en cuestión, a los 28 segundos):

Deja un comentario