Un oasis de paz en medio de Sao Paulo

Me encantan las grandes ciudades, como México o Sao Paulo. Disfruto de las multitudes y de las construcciones urbanas de variados estilos.

Sin embargo, también aprecio los oasis de paz en medio de estos ambientes.

Un ejemplo de esto es la catedral de Sé, de Sao Paulo, un edificio de estilo neogótico que visité en diciembre de 2010 y de 2012.

La historia de esta catedral comienza en 1589, cuando se decidió que la iglesia principal, la Matriz, se construiría en el entonces pequeño pueblo de Sao Paulo. Este templo estaba ubicado en el mismo sitio donde hoy se erige la catedral y se finalizó hacia el año 1616.

La catedral actual se construyó desde 1913 en el mismo lugar donde se había derribado la estructura colonial, siguiendo los planos del arquitecto alemán Maximilian Emil Hehl, quien diseñó la nueva estructura.

La construcción fue lenta y se inauguró en 1954 con las torres aún sin finalizar, que se completaron en 1967.

Después de un gran periodo de decaimiento, entre los años 2000 y 2002 la catedral llevó a cabo una renovación completa. Como ocurrió con las Escrituras bajo el reinado de Josías, se encontraron los planos originales del templo dentro del mismo templo, permitiendo una restauración fiel.

El templo tiene 111 metros de longitud y 46 metros de altura, mientras que sus dos torres tienen una altura de 92 metros. La catedral es una iglesia de cruz latina con cinco naves y una cúpula que se levanta 30 metros por encima de la cruz.

Aunque el edificio en general es neogótico, la cúpula está inspirada en la cúpula renacentista de la catedral de Florencia. Las vidrieras y el rosetón, muy policromados, iluminan el interior de la catedral. Tiene una capacidad para 8.000 personas.

Catedral de Sé, Sao Paulo, Brasil.

Puedes ver las fotos que tomé aquí.

Deja un comentario