Madre e hija, dos mundos distintos

La fotografía de esta nota fue tomada por un servidor la tarde del 15 de noviembre en un tren de Buenos Aires. La niña tenía un teléfono móvil en su mano con el cual jugaba y veía videos de la familia. La madre, absorta en la lectura de una publicación escrita en inglés.

De vez en cuando la madre ayudaba a la niña para pasar a otro vídeo, pero la chica sólo interactuaba con ella por iniciativa propia para comentarle algo de lo que veía o jugaba en el móvil. Y por supuesto en ningún momento le preguntó sobre lo que la madre leía.
Cuando bajaron en la estación, ambas volvieron a comunicarse cara a cara, con el teléfono y la revista guardados en la mochila de la niña.
Una anécdota para reflexionar en relación a estos tiempos de transición entre generaciones muy diferentes en el uso de los soportes de los bienes culturales pero con necesidades afectivas similares. Fin de la anécdota, como diría el jefe de Gobierno español Mariano Rajoy…

Deja un comentario