Taringa apoya comunidad de no agresión en patentes de software

La red social Taringa se sumó a la Open Invention Network (OIN) una comunidad de no agresión en temas de patentes de software a nivel mundial.

Unas 1.250 compañías de tecnologías de la información y la comunicación y la electrónica de consumo masivo se sumaron a la comunidad OIN.

Algunas de esas empresas son IBM, NEC, Novell, Philips, Red Hat, Sony, Twitter, Google y Verizon.

El compromiso de OIN es no generar agresiones y juicios con patentes de software relacionadas a la infraestructura de Internet, tales como servidores, redes, lenguajes de programación, etc.

Nicolás Cohen, director de Producto de Taringa, recordó que este sitio «así como la mayor parte de los emprendimientos digitales que surgieron desde América latina jamás podrían existir si las tecnologías más básicas de Internet como HTTP, Linux, Apache, NginX, PHP y MySQL estuvieran sujetas a cualquier forma de agresión de patentes».

Cohen señaló que «la misión de OIN » es «garantizar un entorno de oportunidades justas para los emprendimientos, así como el fomento de la innovación continua en Internet. Si bien las patentes de software no existen en la Argentina, trabajaremos junto a OIN para asegurar que Linux y otras iniciativas claves de software libre tengan la libertad de innovar y operar en América latina”.

La cantidad de demandas por patentes presentadas en los tribunales de distrito de Estados Unidos cada años casi se ha triplicado en las últimas dos décadas, y llegó a a 3260 en 2010, el último año sobre el cual hay datos federales.

Según un análisis de la Universidad de Stanford, citado por Taringa, entre 2010 y 2012 sólo en la industria de los teléfonos inteligentes se gastó 20 mil millones de dólares en litigios por patentes, una suma igual a ocho veces lo que costó la última misión a Marte.

Nick Vidal, responsable de la Open Invention Network en América latina, explicó en un comunicado de prensa que me envió Taringa que “la naturaleza de los desarrollos de código abierto y su usos está muy diseminada. En general, los proyectos de software libre son dirigidos por equipos alrededor de todo el mundo. Con la llegada de ‘cloud computing’, los usuarios del software libre se han diversificado aún más. Nuestra misión es proveer un ambiente donde Linux pueda expandirse a través de las fronteras sin ser amenazado por cierto tipo de organizaciones. De esta manera, esperamos poder trabajar con la comunidad de software libre de América latina para apoyar y promover objetivos mutuos”.

Deja un comentario