Ángel Pérez Puletti y su balance TIC del kirchnerismo y del próximo Gobierno

El empresario Angel Pérez Puletti respondió a mi cuestionario sobre balances y retos de las tecnologías de la
información y la comunicación (TIC) en el kirchnerismo y en el próximo Gobierno nacional.

Presidente y CEO de Baufest, su actividad como emprendedor comenzó en la universidad, donde en 1988 fundó con otras personas MBA, una empresa dedicada a brindar servicios de desarrollo de software a medida para empresas. Este segundo emprendimiento fue más exitoso. Permaneció en la empresa hasta 1991, desarrollando sistemas para empresas como Citibank, Diners, Banca Nazionale del Lavoro y Juncadella-Prosegur, entre otras.

En 1991 fundó Baufest, donde tiene el cargo de presidente desde entonces. Junto a sus socios Adrián Lasso y Pablo Sametband pasaron de ser una empresa muy pequeña a brindar servicios de desarrollo de software y tecnología de la información a clientes globales como S.C. Johnson & Son, Tenaris, Banco Santander, Nextel, Claro y Visa; y a expandirse fuera del país.

Licenciado en ciencias de la computación de la Universidad de Buenos Aires, también se formó en dirección de empresas en el IAE y en biotecnología en la Universidad Torcuato Di Tella. Realizó un máster en ciencias políticas y sociología en FLACSO. Posee una formación ecléctica que incluye cursos en el exterior en el MIT y las universidades de Stanford y Berkeley y estudios formales de actuación, pintura y arte.

-¿Qué balance hace de la gestión y las políticas de las administraciones Kirchner iniciadas en 2003 en relación a las tecnologías de la información y la comunicación (TIC)?

-Desde alguien que dirige una empresa privada de tecnología de software, destaco como medidas positivas:

  1. La implementación de la Ley de Software, que produjo un impacto positivo en muchas Pymes tecnológicas de origen nacional.
  2. La creación de Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva, el fomento y la puesta en valor del trabajo en científico y su búsqueda de articulación con la industria. El ministerio configuró un equipo de trabajo y consensuó unas prioridades de desarrollo muy valiosas para el país. En particular rescato la actividad de la Fundación Sadosky, en cuanto que busca conciliar el mundo académico y el de la industria.
  3. El apoyo que durante unos años gozó el sector de software para fomentar la capacitación y la búsqueda de mercados externos a través de distintos instrumentos de la Sepyme y de la Fundación ExportAR.

Estos puntos positivos tuvieron su momento más alto hacia el 2008. A partir de entonces, los problemas de la economía argentina en general atentaron contra el desarrollo de las TIC.

La inflación, el cierre de la economía, la ausencia de inversiones, la pérdida de competitividad y en la práctica la merma de muchas de las políticas mencionadas configuran un panorama en retroceso para el mundo TIC argentino actual en relación a otros actores de nuestra región.

-¿Cuáles son los desafíos relacionados a las TIC que enfrentará el próximo Gobierno nacional?

-El mayor desafío será lograr dinamizar la economía para que vuelvan las inversiones y se recupere la productividad y la competitividad de cara al mundo.

Serán importantes las iniciativas tendientes a lograr un entramado de infraestructura tecnológica moderna y a la altura de esta época (comunicaciones, hardware, Internet, etc.) y una apertura al mundo que permita una mayor circulación de las novedades tecnológicas desarrolladas en otras partes.

Otro gran desafío serán las políticas relacionadas con la promoción y la educación vinculada al sector de software, tanto universitaria como de posgrado.

Existe una demanda de profesionales que aún debe ser cubierta y si bien se realizaron políticas para poder enfrentar este problema, será uno de los principales desafíos para cualquier Gobierno que asuma el poder.

-¿Qué debería hacer el próximo Gobierno nacional para aprovechar –en favor del desarrollo de la sociedad de la información y el conocimiento- la infraestructura y la legislación (Argentina Conectada, Conectar Igualdad, satélite Arsat 1, ley Argentina Digital, leyes de promoción del software) en relación a las TIC registradas en esta última década?

-Buscar mecanismos de promoción del sector. Insistir en los que funcionaron bien (por ejemplo la Ley de Software) y mejorar los que no (por ejemplo los instrumentos de financiamiento para proyectos tecnológicos).

En algunos casos deberá “normalizar” medidas que en la teoría están vigentes, pero en la realidad dejaron de llegar a sus supuestos destinatarios (las capacitaciones que financia Sepyme son cada vez menores).

-¿En cuáles áreas debería enfocar el próximo Gobierno nacional sus programas de I+D+i (investigación+desarrollo+innovación)?

-Las actuales prioridades: TIC, biotecnología y nanotecnología son adecuadas.

Pondría especial énfasis en la vinculación de estos programas con las necesidades de las empresas industriales y de servicios de origen nacional.

– ¿Qué debería hacer el próximo Gobierno nacional en relación a los beneficios fiscales para la fabricación de productos TIC en Tierra del Fuego?

-Mantenerlos, pero legislado para que a cambio esas empresas exporten y hagan investigación y desarrollo propio.

-¿Qué alternativas podría adoptar el próximo Gobierno nacional para financiar a los negocios iniciales («startups») y el crecimiento de las empresas?

-Una buena opción es insistir en la posibilidad de que las Pymes emitan deuda en la bolsa de comercio a través de un régimen simplificado.

Este es un instrumento que se implementó, pero que se podría mejorar mucho ya que en la práctica se perdió por el contexto económico de los últimos años.

En todos los casos es importante entender que los negocios tecnológicos no pueden respaldar la financiación con activos físicos. Es necesario buscar otros mecanismos de respaldo acordes.

Puedes leer las respuestas de otros entrevistados aquí

Deja un comentario