50 años, 50 amigos: Adrián Taccone


A las 15.30 del 2 de junio de 2015 entró al café Tortoni Adrián Taccone, uno de mis 50 invitados para celebrar mis 50 años, una idea sobre la cual puedes leer más en esta nota.

Sólo dos invitados lograron invertir la dinámica de estas celebraciones e hicieron más preguntas que yo. Uno de ellos fue Adrián, colega en el periodismo y en el fútbol como simpatizante de River Plate.

Mientras este periodista de 46 años despachaba su café cortado con leche junto a unas medialunas de manteca y yo saboreaba dos churros con chocolate caliente, me preguntó qué me gustaría hacer en el periodismo que no hubiera hecho hasta ahora en mis 28 años de carrera y cómo quisiera que me recuerden, entre otros interrogantes. Mis respuestas no las compartiré acá porque quiero resguardar la exclusiva para Adrián 😛

Adrián trabaja hace 20 años en la agencia Noticias Argentinas, y nueve años en la agencia DPA. Aunque está especializado en deportes, como buen periodista de agencia de noticias es un “todólogo” o “todo terreno”.

En 2014 vivió el punto culminante de su carrera con un sueño concretado: la cobertura de un Mundial de fútbol. Este blog se vio honrado con un par de notas que Adrián compartió generosamente con este espacio desde Brasil.

Además del periodismo, tiene amplia experiencia como delegado sindical, pero sin enquistarse en estructuras burocráticas sino permaneciendo codo a codo junto a los compañeros que lo eligieron. Uno de sus abuelos fue delegado en una talabartería en el siglo pasado… los genes tiran.

Adrián está dispuesto a abrirse a lo nuevo e incluso fuera del periodismo. Su actual pareja, “Tere”, lo impulsó a los 40 años a aprender a manejar un automóvil y también al baile americano. Hoy da con ella clases, clínicas y exhibiciones para grupos de 5 a 40 personas en barrios porteños y en las profundidades del Gran Buenos Aires.

Adrián todavía lucha con el prurito del anonimato, propio del periodista de agencia de noticias, que rara vez firma sus notas.

Sueña con publicar relatos cortos que escribe en un talonario en sus viajes en colectivo y que llevan como título una sola palabra.

Docente durante los últimos años en una escuela de periodismo, lamenta que en las carreras terciarias y universitarias sobre nuestro oficio no les enseñan o informan a los alumnos sobre la dura realidad de una actividad que atraviesa una crisis de transformación y que tiene un futuro incierto.

Vecino del barrio porteño de Barracas, Adrián es baterista y percusionista y acompaña en esos instrumentos a una cantante de folklore en sus recitales.

Adrián es un tipo sencillo, sin egos desmedidos ni soberbias ni pretensiones desmedidas. No pontifica, sabe escuchar y dialogar y acompaña con una risa contagiosa anécdotas o chistes.

Unas tres horas y media después de conocernos más, dejamos el bar más tradicional y famoso de Buenos Aires y nos despedimos con un abrazo, sabiendo que nos habíamos regalado un tiempo inolvidable, aderezado por la similitud de las camisas que usamos ese día, que motivó varios chistes en las redes sociales…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .