Skip to main content

Este 24 de abril se cumplen 101 años del inicio del genocidio armenio. Hace un año, cuando se cumplió el centenario de esta masacre (la foto muestra a una mujer junto a una de las víctimas en 1915), mi hija Agustina escribió el siguiente texto que hoy republicó en su perfil en Facebook, y que comparto aquí textualmente como homenaje a mis antepasados paternos:

«A 100 años del ?#?genocidioarmenio? pienso mucho en mi bisabuelo: Aram Dergarabedian. Un pastor de ovejas, que a los 15 años perdió a toda su familia. Llego a Argentina joven y solo. Con las hormonas alborotadas y la tristeza inmensa de saber que sus seres queridos habían sido asesinados por el Imperio Otomano, de Turquía.

Gracias a su valentía, existo. Con mi apellido larguísimo, que tantas veces tengo que deletrear. Con mis ojos grandes y marrones. Con mi piel aceituna, ni tan blanca ni tan oscura. Con mis rulos, parece que en ?#?Armenia? muchas mujeres tienen el pelo ensortijado.

1,5 millones de armenios no tuvieron la misma suerte. Detrás de cada víctima hay una historia valiosa y desgarradora, como la de mi bisabuelo. Desde hace 100 años que el 24 de abril, es un día triste.

Masacres como esta causan un dolor universal que traspasa las nacionalidades y el paso del tiempo. ?#?BeArmenian?».

Puedes leer más sobre el genocidio armenio en estas notas que publiqué en este blog.

César Dergarabedian

César Dergarabedian

Soy periodista. Trabajo en medios de comunicación en Buenos Aires, Argentina, desde 1986. Especializado en tecnologías de la información y la comunicación. Analista en medios de comunicación social graduado en la Universidad del Salvador. Ganador de los premios Sadosky a la Inteligencia Argentina en las categorías de Investigación periodística y de Innovación Periodística, y del premio al Mejor Trabajo Periodístico en Seguridad Informática otorgado por la empresa ESET Latinoamérica. Coautor del libro "Historias de San Luis Digital" junto a Andrea Catalano.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: