Skip to main content

Dios,
enseñame a vivir este día
como es digno del Dios del limonero,
del Dios del mar salado, del brillo de los peces;
del Dios del cuerpo, el útero, el canal de parto.
Como es digno del Dios del jabalí,
de la tarántula, del rayo,
de la mosca que nace y muere el mismo día;
del Dios de los mosquitos y el calor y el frío,
del ciruelo blanco y verde florecido.
Enseñame a vivir como lo espera
el Dios de la piedra fundida en los volcanes,
el Dios de las miradas y los besos,
el Dios del llanto a gritos y el silencio.
Ayudame a ser de nuevo la sonrisa,
o el susto al menos o la carcajada,
del Dios del silbo delicado y apacible;
del Dios que crea mundos con palabras.

Pablo Alaguibe

Fuente: Red Crearte bajo Licencia Creative Commons Atribución 2.5 Argentina.

 

César Dergarabedian

César Dergarabedian

Soy periodista. Trabajo en medios de comunicación en Buenos Aires, Argentina, desde 1986. Especializado en tecnologías de la información y la comunicación. Analista en medios de comunicación social graduado en la Universidad del Salvador. Ganador de los premios Sadosky a la Inteligencia Argentina en las categorías de Investigación periodística y de Innovación Periodística, y del premio al Mejor Trabajo Periodístico en Seguridad Informática otorgado por la empresa ESET Latinoamérica. Coautor del libro "Historias de San Luis Digital" junto a Andrea Catalano.

One Comment

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: