Skip to main content

Tomé la fotografía superior la tarde del 3 de marzo de 2017 en una cafetería en el barrio porteño de Villa Urquiza. La mujer que estaba de pie le enseñaba a la amiga que estaba sentada cómo utilizar su teléfono móvil «inteligente».

Mientras existen cursos presenciales de computación inicial que enseñan a usar una PC para conectarse a Internet o utilizar programas de oficina populares como un procesador de texto o una planilla de cálculo, no abundan actividades similares para aprender a utilizar un teléfono móvil avanzado.

Por supuesto, hay en Internet muchos cursos virtuales tanto para PC como para celulares, pero los adultos mayores, y tambipen los no tan mayores, prefieren alguien que les enseñe en el mundo real, donde puedan tocar sin miedo esa pantalla colorida del teléfono móvil.

Iniciativas valiosas como «Viejitos piolas» de la ONG Usuaria o «Mayores conectados» de la empresa Exo deberían replicarse con los teléfonos móviles avanzados, así los adultos mayores aprovecharán más y mejor estas herramientas sin depender de amigas abnegadas como la mujer parada de la foto.

César Dergarabedian

César Dergarabedian

Soy periodista. Trabajo en medios de comunicación en Buenos Aires, Argentina, desde 1986. Especializado en tecnologías de la información y la comunicación. Analista en medios de comunicación social graduado en la Universidad del Salvador. Ganador de los premios Sadosky a la Inteligencia Argentina en las categorías de Investigación periodística y de Innovación Periodística, y del premio al Mejor Trabajo Periodístico en Seguridad Informática otorgado por la empresa ESET Latinoamérica. Coautor del libro "Historias de San Luis Digital" junto a Andrea Catalano.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: