El #8M llegó a las RRPP y destapó escándalo de abusos en Personally PR


Las movilizaciones de mujeres del 8 de marzo generaron secuelas en el ámbito de las relaciones públicas en la Argentina con la revelación de casos de abusos, acosos y maltratos cometidos en una de las principales agencias de prensa y comunicación del país.

Manifestaciones como las de ese día, convocadas bajo la categoría (“hashtag”) #8M, y movimientos como el #MeToo iniciado en los Estados Unidos, fomentan la visibilización de estos relatos que en el caso de esta nota comenzaron a difundirse a partir de una mecha encendida, de manera involuntaria, por Andrea Canónica, una de sus protagonistas.

Canónica es la directora general de Activaciones en Personally PR, consultora de relaciones públicas con oficinas en Buenos Aires, que maneja la comunicación mediática local de multinacionales como Arcor, Volkswagen, Dow e IBM y compañías como Alsea (dueña de franquicias como Burger King y Starbucks) y Newsan.

En su perfil en Linkedin, Personally se define así:

“Somos una agencia de relaciones públicas reconocida por su innovación y energía creativa, enfoca en el desarrollo y ejecución de estrategias de alto impacto en el target de nuestros clientes. Trabajamos de manera integradora todas las herramientas de comunicación con un foco concreto en la obtención de resultados tangibles de visibilidad, posicionamiento y reputación de marcas y organizaciones. Fundada en 1987, Personally PR es una de las consultoras de asesoría en comunicación con mayor trayectoria de la Argentina. La búsqueda permanente de la excelencia en servicios profesionales la ubica entre las consultoras más premiadas por sus estrategias y entre las preferidas del mercado, según encuestas de los últimos años.”

Canónica publicó en su perfil en Facebook el 8 de marzo el siguiente texto con una fotografía:

Una ex empleada de la agencia, Guadalupe Álvarez, salió a responder la publicación en el muro de Canónica, e involucró al esposo de la directora de Personally, Marcelo Altuna (en cuclillas en la foto que ilustra esta nota), también socio y director de esa empresa.

(Actualización al 12 de marzo de 2018: Altuna fue apartado de las “gestiones ejecutivas” de la compañía a raíz de este escándalo. Más información más adelante en esta misma nota).

Ese mismo día, Álvarez publicó el siguiente texto en su propio muro de Facebook, incluyendo las capturas de pantalla que publiqué arriba:

“Cuando sos la esposa de un ser humano inmundo y decidís hacerte la boluda…

Cuando me toco a los 20 años trabajar en una consultora de prensa y enterarme que uno lo sus dueños, alguien con mucho poder dentro del rubro y con mucha llegada a periodistas, se dedicaba a maltratar a las ejecutivas de cuenta que respondían a él, subestimar su laburo, acosarlas, querer apretarse asistentes en los pasillos, revolcarse con cuanta pudiera abusando de su poder…

Pasaron 14 años y este mierda lo sigue haciendo…

Y UN DÍA COMO HOY leer que su esposa escribe esto… no pude evitar contestarle

Así festejo yo el 8M, es mi pequeñita gloria del día

Ojala logremos que les de vergüenza hablar a todos esos soretes, incluso a sus esposas que deciden mirar al costado y hablar de ‘Feminismo de moda'”.

La publicación de Álvarez abrió el espacio y fue el disparador para que en menos de 48 horas decenas de ex empleadas de Personally dieran testimonio en primera persona de situaciones de abuso, acoso y maltrato laboral y sexual que vivieron y/o de las que fueron testigos en las oficinas de Personally, en el piso 12 de la avenida Corrientes 880, a pocos metros del Obelisco porteño, y en otras situaciones de trabajo fuera de ese lugar.

Un ladrillo menos en el muro de silencio

El muro del perfil de Álvarez fue, paradójicamente, un espacio de deconstrucción de una fachada de alegría que se puede observar en detalle en el siguiente video publicado el 8 de noviembre de 2012 por la agencia en su canal en YouTube, con motivo de sus 25 años. En él aparecen varias de las personas mencionadas en esta nota.

Un pedido: te agradeceré que me avises si cuando lees esta nota, el video no se puede ver, así publicaré la copia que tengo guardada en un canal propio en YouTube.

La imagen que ilustra esta nota fue tomada de ese video.

A continuación, algunos de los testimonios, sin edición de mi parte, publicados en el muro de Álvarez entre el 9 y el 10 de marzo.

La gran mayoría de ellos fueron escritos por profesionales de relaciones públicas que conozco en persona y con las que trabajo en forma cotidiana desde hace años, lustros e incluso décadas.

Soledad Lago Rodríguez

“Miedo. Impotencia. Rabia. Angustia…. todo eso me lleve de mis intercambios con Marcelo Altuna después de varios años de trabajo en Personally. El día a día se sostenía gracias a mis compañeras, muchas de ellas hoy amigas, y a las ganas de aprender y ganar horas de vuelo en la profesión. No pasaba una semana sin escuchar sobre los desplantes, los gritos, el acoso y la violencia simbólica a la que este sujeto sometía a sus empleadas. Un personaje nefasto al que agradezco no tener que ver nunca mas en mi vida.”

Meli Tamburelli

“Doy Fe de lo poco profesional que es este señor. No tiene límites ni sangre en las venas. Pobre gente”-

Marianela Sobrero

“Guadalupe, no te conozco a vos pero si a muchas víctimas del sometimiento y manipulación de este personaje siniestro, en las que lamentablemente me incluyo. Gracias a vos y a todas las mujeres que se están sumando, por ser las voces de muchas otras, tantísimas, que no se animan a denunciarlo. Gracias por inspirarme a contarlo. Me entusiasma saber que vamos camino a una sociedad más justa, donde todos podamos expresarnos, denunciar y defendernos por igual. Donde podamos contar que fuimos sometidas por un tipo como este, sin miedo a las represalias, sin temor a quedarnos sin trabajo, sin que nos señalen como las culpables… Ansío vivir la era donde perversos como este no puedan ocupar cargos de poder.”

Pamela Soledad Cuomo

“Celebro ver qué hay varias camadas de por medio, que muchas no nos conocemos entre nosotras, pero que lamentablemente pasamos por las mismas situaciones… Esto significa que “no estamos locas, no somos sensibles, no es un tema personal, no es una campaña mala intencionada”. Lo importante es haber logrado salir de ese círculo vicioso y demostrar quienes somos. Lamento que muchas empresas y profesionales continúen confiando en él y quienes aún siguen ahí. También me dan mucha pena aquellas que se creen superiores sin darse cuenta que en el afuera no existen, que se les acaba esa sensación de poder que creen tener (y lejos están de tenerlo).”

Vicky Campetella

“Empecé a trabajar en Personally con 20 años y lamentablemente tuve que ser testigo desde muy temprana edad del maltrato, la violencia y el acoso de Marcelo hacia muchas de nosotras. Porque deseo que esto NO siga ocurriendo, dejo este mensaje y espero que muchas más colegas se sumen en esta denuncia”.

Adelina Masó

“También trabajé allí y sufrí lo que todas. Gracias por atreverte y por permitirnos a todas tener este espacio. Estuve tan solo 9 meses, entre junio de 2014 y febrero de 2015. Anoche, cuando veía esto, recordaba que en mi primera y única entrevista con Marcelo Altuna, me preguntó 3 veces si estaba de novia. No lo estaba, pero ya me habían hecho algunas advertencias por lo que le contesté las 3 veces que ”si!”. Me fui en febrero de 2015 con licencia dada por mi terapeuta luego de una tarde de terror en donde, durante más de 2 horas en su oficina me trató del peor modo jamas antes visto. Me insultó, basureo, me despreció, etc. Salí de su oficina y me contuve todo lo posible hasta que salí a la calle y cruce la Av. 9 de Julio como pude, hasta llegar de urgencia al consultorio de mi psicóloga quien me dijo ”vos ahí no volvés”. Y no volví más.”

Sofi Costa Navarro

“En TAN SOLO nueve meses que trabajé en Personally en 2013, viví en primera persona esto que dicen, gritos, maltratos, patadas abajo de la mesa en reuniones con clientes, situaciones extremadamente violentas por parte de este señor. También fui testigo de similares situaciones con otras ejecutivas como yo.”

Gabriela Rizzo Lores

“Hoy 10 años después entiendo las cosas mejor que cuando tenia 19 años. La pase horrible en esa consultora con Altuna, Canónica y Chávez. Me tocó trabajar en el “equipo Procter” que decían que era lo “mejor de la consultora” y era el lugar más cínico y perverso de todos. Casi por recibirme, dudaba si iba a servir para mi profesión de los maltratos que recibí. Salí llorando por Av. Corrientes buscando un telegrama de renuncia, tuve ataques de ansiedad y nunca más quise volver a cruzarme a esa gente del miedo. Ojalá las chicas que recién empiezan a trabajar no tengan que pasar por esta experiencia no sirve para nada y en el momento crees que lo tenes que aguantar porque es el “trabajo de tu vida”.”

Virginia Ferrer

“Quizá porque no era de las más jovencitas de la agencia, viví pocos de estos episodios en carne propia. Pero fui testigo de muchas situaciones como las que relata Marianela Sobrero. Por supuesto, ser mujer y tener en promedio menos de 25 años te vuelve más vulnerable. Y la agencia estaba repleta de chicas jovencitas que salían llorando. No puedo dejar de conmoverme con los relatos de mis ex compañeras y otras tantas chicas que no conozco y que con valentía aquí compartieron sus historias. Sin ir más lejos me retiré de la agencia porque tenía ganas de ser madre, y sabía expresamente que mi jefe no me permitiría buscar un equilibrio personal y profesional. Así que sumo también este reclamo: que se nos respete como mujeres la posibilidad de maternar, algo que en Personally, por lo menos en su momento, no era una opción.”

Florencia Victoria

“Yo fui asistente de Dirección de él… fue hace 10 años, las cosas que viví en Pally fueron tremendas el acoso de él era constante hacia mí cómo hacia otras chicas, siempre tomaba de punto a las nuevas, a las asistentes, a las mas jóvenes.. Andrea la mujer estaba al tanto del monstruo que era y trataba de no dejarlo a solas cuándo desconfiaba… recuerdo que él me llamaba y me pedía que entre a su oficina a bloquear su PC para que Andrea no vea los chats con otras mujeres. Inventaba reuniones y que tenía que almorzar con él para que “armáramos la agenda de la semana” inventaba excusas laborales para que lo acompañe al auto ó al garage para poder tirarse encima mío… todo esto a mis 20 años me generó muchísimo stress empecé a tener ataques de pánico que no sabía hasta ese momento lo que eran y a llenarme de ronchas en todo el cuerpo, claramente mi cuerpo gritaba lo que yo callaba. Hasta que un día en su escritorio viendo un PPT me apoya la mano en la pierna me levanto y me voy! Al otro día fue imposible estar ahí. no sólo porque me faltaba el aire sino porque estaba enojadísimo conmigo porque me fui y me echaba la culpa de todo lo que estaba mal en la oficina… me hacía la vida imposible, recuerdo estar a las 10 de la noche en un taxi corriendo a buscar un álbum de fotos familiar de él para una fiesta sorpresa de la mamá porque él me dijo que si no se lo conseguía esa noche me considerara “despedida”… yo era muy joven, cómo todas tenía 20 años temía perder mi trabajo y además ganaba muy bien. Pero mi salud me dijo basta y ni podía subirme a un colectivo sin que me faltara el aire, fue así que mi instinto de “preservación” me llevó a renunciar a irme cómo una rata, cómo si yo hubiera hecho algo malo, a juntarme a escondidas con Adriana administrativa de Personally a escondidas en un bar dónde me llevó el cheque para que no me lo cruzara a Altuna… Pero por más doloroso que sea recuerdo que Personally esta liderado por dos mujeres: Laura Palermo (esposa de Marcelo Longobardi) y Alicia Von Der Wettern ellas eran testigos y sabían que esto pasaba y nunca hicieron nada… es más yo me fui repentinamente entonces me pareció justo darles una explicación, no tenía fuerzas para verlas así que les redacté un mail, para mi sorpresa cuándo entro a los mails de ellas (ya que en ese momento no eran muy duchas con la tecnología cómo muchos sabrán) yo manejaba los mails de los 3 desde mi PC y tenía sus contraseñas. Me encuentro con un mail de Laura Palermo a Alicia Von Der Wettern en el que le ponía – Vos crees que esta chica nos vaya a hacer un juicio, ó algo? Tendríamos que preocuparnos? al que “Ali” responde: – No creo que vaya a hacer nada, no tiene el perfil… A estas mujeres sólo les importa la plata que este nefasto genera y hacen la vista gorda son mujeres cómplices del acoso y maltrato!”

Mel Kumar

“Humillación, menosprecio, falta de capacidad, poca “cosa”, todo eso y mucho más sentí en los 3 años que trabaje en esa agencia gracias a esta “persona”, si es que se lo puede llamar así.”

Flor Martínez

“Sólo 9 meses en Personally para poder darme cuenta e irme de ahí. Malos tratos, mucha manipulación, abuso de poder.

No invitás a comer a tu ejecutiva y le preguntas que opina de la “depilación masculina” y de “cómo te gustan los hombres”.

Así no se trabaja, así no se trata.”

Marian Stacchiola

“Estuve 2 años en Personally y me tocaron vivir varias de las situaciones que todas describen. El daño psicológico provocado por Marcelo Altuna dejó marcas tremendas en mi autoestima profesional. Llegué a dudar de mi capacidad y mis conocimientos -algo que jamás en mi historia laboral me había pasado- lo cual me tomaron muchos meses y muchas sesiones de terapia para poder superar.

Estamos hablando de un psicópata, maltratador y misógino, que abusa de su autoridad y poder diariamente. Estamos hablando de una persona que no sabe controlar su ira y los gritos e insultos son su modo de comunicarse con el personal, al que llama “monitos” y a quienes trata como tal. Estamos hablando de una persona que delante del cliente es de un modo y cuando se retira y se cierra la puerta, aparece el verdadero monstruo.

Fue desbastador el tiempo que estuve en la agencia, maltratos, insultos, gritos y humillación constante…solo me sostenía por el apoyo de mis compañeras/os y mi familia.”

Sabrina Gallego

“Me tomo solo dos meses y medio eyectarme es esa consultora por los maltratos psicológicos y verbales que presencié y viví. Tres compañeras saliendo de ese trabajo destruidas mentalmente y con licencias psiquiátricas. (—) “te tenemos que cambiar de escritorio porque históricamente acá trabajo un hombre’ (y pasé de un escritorio a una mesita al lado de donde pasaban los caños de calefacción con una pantalla de 14′ del viejo sistema MSDos) fueron una de tantas frases que escuché. Asimismo las condiciones asimétricas de contratación entre hombres y mujeres: un compañero ganaba el 10% más en mí mismo puesto, misma experiencia, habiendo entrado a la consultora al mismo tiempo que yo.”

Mutis por el foro

Ante la difusión de estos relatos, la reacción de Altuna y Canónica fue poner en privado sus perfiles en redes sociales, mientras que la empresa hizo lo propio con los suyos en Facebook y Twitter y en el sitio web de la agencia apareció un cartel de “Estamos renovando”.

Laura Susana Palermo, esposa de Marcelo Longobardi, conductor de “Cada mañana”, el ciclo periodístico más escuchado de la radiofonía argentina, que se emite de lunes a viernes por Radio Mitre, es vicepresidenta de esta compañía, según informa ella, al momento de publicar esta nota, en su perfil en LinkedIn.

Intenté el 10 de marzo comunicarme por correo electrónico con Altuna, a través del e-mail corporativo de la compañía, pero al momento de publicar esta nota no había obtenido respuesta.

Hice lo propio el mismo día con Canónica, quien me agradeció la consulta pero se limitó a recomendarme que hablara con alguno de los socios de la empresa. Le pedí con cuál de ellos podía hablar pero al momento de publicar esta nota no me había respondido.

Alicia Von Der Wettern, fundadora y propietaria de la empresa, aceptó el 10 de marzo que le enviara un cuestionario acerca de las acusaciones difundidas contra Altuna, pero al momento de publicar esta nota tampoco me había respondido.

Me comuniqué con Álvarez quien me explicó que sólo hablaría “en compañía de las victimas. Al yo no ser una victima concreta, sólo me corresponde hablar explicando cómo se origino todo esto”, reparó.

El Consejo Profesional de Relaciones Públicas de la República Argentina publicó en su página web el 10 de marzo unas “Normas de conducta en nuestra profesión”, donde “repudia cualquier comportamiento contrario a los estándares de ética que promueve la institución”, aunque en ningún momento mencionó a Altuna y a Personally. Tampoco informó si iniciará una investigación sobre las acusaciones.

(Actualización al 12 de marzo de 2018)

El 12 de marzo a las 14.30, la agencia publicó el siguiente comunicado en su página en Facebook:

“A partir de los comentarios críticos hacia la empresa y hacia algunos de sus directivos y ejecutivos originados en las redes sociales, nos comprometemos a revisar exhaustivamente cualquier tipo de conducta que pudiera estar reñida con las buenas prácticas laborales y a corregir cualquier desviación.

Es importante destacar que nuestro objetivo prioritario es garantizar las fuentes de trabajo y las condiciones para que los casi 50 profesionales que actualmente forman parte de la empresa puedan seguir dedicando su talento, pasión y energía a brindar a nuestros clientes el mejor servicio en un marco laboral estimulante, en equipo y con respeto.

Es por eso que decidimos abrir un canal de comunicación para tener contacto directo con cada uno/a de ustedes. Podés escribirnos a aliciavdw@personally1.com.ar.

Estaremos informándolos sobre los avances.”

El mismo día, a las 16.30, la agencia confirmó también en su página en Facebook, que apartó a Altuna de sus “gestiones ejecutivas” hasta que se “aclare la situación”. Debajo, el comunicado:

“Quiero informarles que hemos decidido de común acuerdo que Marcelo Altuna se aparte de las gestiones ejecutivas de la compañía, hasta tanto se aclare su situación.

Con el apoyo de todos los equipos de Personally, estaré llevando adelante la conducción de la agencia y la dirección estratégica de las cuentas.

Como dice el comunicado anterior, la prioridad es preservar las fuentes de trabajo de la consultora y establecer los mecanismos internos necesarios que garanticen la aplicación de las mejores prácticas laborales.

Atte.
Alicia von der Wettern”

Testimonios en primera persona

Entre el 10 y el 11 de marzo me comuniqué con ex empleadas de Personally, quienes me compartieron los siguientes testimonios:

Cata Botta

“Yo trabajé 3 años en esta consultora y viví con Marcelo Altuna situaciones de maltrato, menosprecio a mí persona y a mí trabajo, irá, gritos, amenazas de despido, manipulación psicológica. Yo y todas las que estábamos ahí lo vivíamos a diario pero no decíamos mucho fuera de la agencia. No éramos tontas ni sumisas, solo no decíamos nada porque éramos muy jovencitas, teníamos miedo a perder nuestro trabajo, nos hacían creer que el mercado laboral era así y por inexpertas comprábamos el discurso y seguíamos trabajando creyendo que, entonces, nos tendríamos que adaptar. Además, en ese momento las condiciones no estaban dadas para hablar de esto, el contexto social era otro y cuando una, de veintipico de años, hacía alusión a esto nos miraban raro, nos trataban de “locas” o inexpertas.

Conocí colegas que me comentaban que se iban de ahí por sus maltratos. Vi llorar por los pasillos a muchas personas que trabajaban con él atendiendo sus cuentas, entre ellas estaba yo. Personas con ataques de ansiedad y de pánico. Ya una vez ya fuera de la consultora seguí escuchando episodios reiteradas veces. Este mundo es chico, nos conocemos todos y las cosas siempre se saben aunque a veces elijamos mirar para otro lado.

Fui protagonista de su maltrato hacia mi trabajo, hacia mí y hacia mis compañeras. Nos desmerecía constantemente por no ser “lindas” o por no ir a trabajar con ropa de marca, nos insultaba y menospreciaba cuando él consideraba que el trabajo no estaba bien hecho. Para trabajar en sus equipos había que seguir cierto parámetro de belleza o ser “beauty”, como decía él, sino directamente no te consideraba. Daba portazos, gritaba por los pasillos, nos decía barbaridades con respecto al desempeño de nuestras tareas y amenazaba con despedirnos. Tenía un grupo de elegidas, las 3 o 4 chicas que trabajaban en el equipo de su mujer, y nos comparaba con ellas constantemente haciendo que el clima laboral fuera realmente muy hostil.

Hoy, desde mi crecimiento profesional pero sobre todo desde mi evolución como persona, me doy cuenta de que había mucha violencia en su discurso y en sus formas, el maltrato psicológico era diario y todos lo sentíamos pero en ese momento las condiciones no estaban dadas para decirlo, para contarlo a puertas abiertas, era otra sociedad. Sus socias lo sabían. En una oportunidad yo hablé con una de ellas para decirle que la situación ya era insostenible, que yo no aguantaba más trabajar con él y me respondió: “ya sabes que Marcelo tiene mal carácter y vos sus muy susceptible. Vamos a ver si te podemos cambiar las cuentas para que dejes de responder a él”. Entonces, esto se sabía pero lo disfrazaban de “mal carácter” y a nosotras nos etiquetaban de “susceptibles” por ser todas o casi todas, veinteañeras recién salidas de la universidad”.

Belén Baldelomar

“Son todas verdades de chicas que se sintieron maltratadas por Marcelo Altuna”, me dijo esta profesional de las relaciones públicas, quien afirmó que conocía antecedentes de estas acusaciones antes que se difundieran en el muro de Álvarez”.

Luciana Franco Orlander

“La verdad me puso contenta que hayan salido tantos testimonios a la luz, pero por otra parte me dolió mucho leer que tantas tuvimos que pasar por lo mismo.

(Estas situaciones) eran moneda corriente. No solamente las escuché, sino que las presencia en mas de una oportunidad.

He visto decenas de chicas llorar en la agencia, y mas de una desaparecer de un día para el otro, muchas de ellas con licencias psiquiátricas. Lo peor era ver como algunas de mis compañeras empezaban a dudar de sus capacidades, siendo todas excelentes profesionales. Y si, yo me fui llorando mas de una vez se su oficina”.

Lorena Rivera Sotto

“Hay chicas que la pasaron peor. Pero si recuerdo ver a muchas compañeras angustiadas, llorando, aburridas con ganas de irse. Yo también lo padecí. Era una tensión muy grande, porque además la carga laboral era enorme, a veces nuestra jornada terminaba 8 o 9 PM. De hecho me llevaba trabajo a casa. Es cierto que se aprende mucho pero eso no justifica para nada los maltratos. La mayoría se quería ir. Esto todos los sabíamos, es cierto que él gritaba en su oficina, la verdad yo le tenía mucho miedo.

En varias ocasiones usaba palabras ofensivas para echar por abajo el trabajo de la gente, nos hacía pensar que eramos unos mediocres. Habían unas reuniones de seguimiento de objetivos que se llamaban ADN Personally, él las presidía y de verdad que era muy angustiante, comenzaba uno por uno y el feedback era muy duro, está bien que no éramos perfectos pero muchos teníamos demasiadas cuentas a cargo (en mi caso 7) y a veces no daban los tiempos. Recuerdo que en una de esas reuniones objetó severamente los resultados de mi trabajo, además lo hacía en tono de burla y con sarcasmos. No aguanté la presión de ese momento y me retiré de la reunión en medio del llanto, estuve una hora llorando en el baño. Luego me mandó a llamar a su oficina tratando de minimizar todo y me dijo que la vida era cruel y que yo tenía que saber eso”.

Lucila Lopardo

“Coincido con las acusaciones. Trabajé en Personally 9 meses durante 2012. Tenía 21 años. Entré como becaria al equipo de P&G (Procter and Gamble) el cual dirigía Andrea Canónica quien ya, en ese entonces, era pareja de Marcelo Altuna. Se trata de una cuenta que dirigían juntos y que, tiempo después, perdieron en una situación poco clara de manejo de presupuestos. A él nunca lo traté directamente, sólo en mi entrevista, pero sí puedo confirmar algunas de las acusaciones respecto al clima de trabajo, el acoso y la presión que vivían muchas chicas y que se detallaron en los distintos comentarios de Facebook.

Conocía antecedentes y los vi directamente. Todos los que nos fuimos de Personally (la rotación en ese lugar es constante) lo hicimos, de alguna manera, para eyectarnos de ese lugar. El clima de trabajo era malo. En menos de un mes se fueron 4 personas de mi equipo. No nos dejaban almorzar con compañeros de otro equipo, mis amigas se escondían debajo de los escritorios para hacerlo. Decía que no se podía compartir información con otros equipos y que el equipo de P&G era privilegiado.

Vi como mi team leader se iba de un día para el otro con licencia psiquiátrica. Lo mismo le paso a una de mis amigas allí dentro, quien sufrió ataques de pánico, tuvo que tomar medicación y se fue porque no aguantaba más. La he visto salir de reuniones llorando, le han dicho que era incapaz, entre otras cosas”.

No sólo en RRPP

¿Estas situaciones de abuso y maltrato denunciadas son frecuentes en el ámbito de las relaciones públicas? Pregunté al respecto a las ex empleadas de Personally. Baldelomar me respondió que no, mientras que el resto dijo lo siguiente:

Cata Botta

“Yo tuve la oportunidad en estos 15 años de carrera profesional de trabajar en varias consultoras de relaciones públicas, así como en empresas y en el estado y mi experiencia me deja decir que estas no son situaciones comunes ni frecuentes. Sí es verdad que el trabajo en agencia tiene un ritmo muy especial, es muy intenso, se corre mucho y vamos siempre contrarreloj para poder atender la demanda de todos los clientes. Pero eso es, incluso, lo que vuelve al trabajo atractivo y lo que da la posibilidad de aprender tanto. Las agencias son grandes semilleros. También es cierto que la vida laboral de quienes hacemos comunicación es muy activa y muchas veces estresante, independientemente del tipo de empresa en la que trabajemos. Pero el maltrato no es frecuente, no se ve en todos lados, Yo pude trabajar con Carlos Mazalán, con Gustavo Averbuj, con Sandra Di Lucca, con Laura Muchnik, por citar algunos, y jamás me trataron así ni vi o escuché que en sus agencias la gente se quejara de malos tratos. Situaciones de presión o estrés hay en todos los trabajos y son coyunturales, pero de maltrato no, no es frecuente”.

Luciana Franco Orlander

“La verdad es que yo anteriormente trabaje en dos consultoras, Furgang comunicaciones y Hill & Knowlton, y nunca viví situaciones así”.

Lorena Rivera Sotto

“En algunos espacios considero que sí. Pero creo que no solo en el ámbito de las relaciones públicas, es un problema de muchos ámbitos”.

Lucila Lopardo

“A ver, hay de todo. Generalizar y decir que en las Relaciones Públicas hay maltrato sería mentir. Yo trabajé en dos agencias en una tuve una experiencia humana muy mala y en otra muy buena. Lo que pasa es que, a veces, la misma agencia se pone objetivos insólitos que ni siquiera sus clientes le piden, para no perder cuentas. Eso lleva a tener a un monto de chicas (por algún motivo siempre somos chicas) trabajando a tope, con objetivos inalcanzables, sin sentido y con sueldos muy bajos. Eso genera malestar y si le sumamos el maltrato, el tener jefas que te hacen sentir menos, o una inútil, se complica más. En algunas agencias se vive un estado de estrés e histeria generalizados. Ya como periodista cuando un compañero se reía de algún llamado o pedido extraño vía mail, trataba de explicarle que muchas veces esos pedidos vienen de los jefes, quienes creen que tener un Excel con respuestas de periodistas hace su trabajo más efectivo. Son siempre las más jóvenes las que ponen la voz del otro lado del teléfono, muchas veces, si ningún tipo de coaching. En algunos espacios considero que sí. Pero creo que no solo en el ámbito de las relaciones públicas, es un problema de muchos ámbitos”.

Incógnitas sobre los clientes

¿Qué harán los clientes de Personally luego de este escándalo? Reitero el dato mencionado al inicio de esta nota: entre ellos están Arcor, Volkswagen, Dow, IBM, Newsan y Alsea (dueña de franquicias como Burger King y Starbucks).

Pregunté a las ex empleadas de Personally su opinión sobre lo que deberían hacer los clientes de Personally y del Consejo Profesional de Relaciones Públicas de la República Argentina ante estas acusaciones.

Cata Botta

“Creo que estas situaciones se presentan para aprender de los errores y cada uno tiene que tomar ahora sus propias decisiones. Nosotras no estamos haciendo estas declaraciones para dejar a nadie sin trabajo o para que la agencia pierda sus cuentas y nuestras colegas que hoy están ahí queden desempleadas. Por el contrario, estamos alzando la voz para que se sepa que esto pasó y pasa, y darnos una oportunidad de mejorar la calidad del trabajo y ayudar a quienes están pasando por situaciones similares. Siento que lo mejor que podría pasar es que todos tomen esto como un aprendizaje y empiecen a hacer las cosas diferente, para ayudarnos entre todos a construir igualdad dentro del ámbito laboral y fuera de él, también. Lo importante es usar la experiencia para cambiar y mejorar, para mi eso es lo que construye”.

Belén Baldelomar

“Los clientes no deberían trabajar con una consultora cuyo socio maltrata o destrata a sus subordinadas. Es una pena porque se trabajaba con mucho profesionalismo y excelencia en Personally. Pero los malos tratos de Marcelo lo opacaban. No así Alicia y Laura que se manejaban bien con la gente”.

Lucila Franco Orlander

“Creo que deberían dejar de trabajar con la agencia, sobre toda porque muchas marcas hablan del empoderamiento y la igualdad de genero, y siento que para ser consistentes con dichos principios, deberían cambiar de consultora. En cuanto al Consejo, seria bueno que tome una medida ejemplificadora, para que esto NO vuelva a pasar nunca mas”.

Lorena Rivera Sotto

“Los clientes deberían evaluar la situación y sacar sus propias conclusiones. Actuar como ellos consideren que corresponde. En cuanto al Consejo creo que debería tener una postura más específica e investigar, leí el comunicado y me pareció muy protocolario”.

Lucila Lopardo

“Si yo fuese cliente de Personally habría cambiado de agencia hace años. No sé muy buen cuáles son las tareas del Consejo, ni qué hace en los hechos, pero debería trabajar para formalizar y profesionalizar la tarea en muchas agencias. Muchísimas ejecutivas que se fueron de Personally llorando formaron su propia agencia o bien se destacan hoy en otras, mismo, fueron contratadas por los propios clientes a los que asistían. Los hechos demuestran que ninguna era una inútil, al contrario, estaban solapadas por dos ejecutivas y un socio que no dejaron nunca crecer a nadie”.

Lecciones

¿Cuáles son las primeras lecciones que deja este escándalo? Muchas, según se desprende de lo que me compartieron las ex empleadas de Personally que consulté:

Cata Botta

“Me parece importante dejar en claro que si esto no salió a luz antes fue porque realmente las condiciones no estaban dadas. El contexto social no hacía lugar para reclamos de este tipo y nosotras teníamos miedo e incluso llegábamos a dudar si realmente el problema era nuestro, si estábamos locas o éramos incapaces de adaptarnos al mercado laboral. Hoy, con la lucha y el esfuerzo de muchas personas -mujeres y también hombres- que creen en la IGUALDAD en todas las condiciones de vida de las personas, esto es posible. Entonces, no es un mérito de nosotras sino de la sociedad que evoluciona, que cambia y crece para que podamos vivir mejor. No se trata de ser machistas ni feministas, simplemente queremos un mundo con igualdad en el trato, en el respeto, en las oportunidades. Esa es nuestra causa, nuestra motivación”.

Belén Baldelomar

“Ya basta de abusar del poder en todos los rubros y profesiones. La sociedad cambio. Estamos todos en el mismo plano. Con solidaridad. Exigiendo pero con amor y respeto por el otro que no es mas ni menos que uno”.

Luciana Franco Orlander

“Realmente viví situaciones laborales muy feas en Personally, y creo que pude estar tanto tiempo ahí (año y medio) gracias al grupo humano que me contuvo. De mi paso de Personally, me llevo grandes amigas. Le estoy muy agradecida a Guadalupe y a los medios de comunicación, que nos están ayudando a viralizar las situaciones de maltrato que vivimos. Con todo esto, deseo que nadie mas tenga que pasar por esto, que no existan más Personallys en el mercado”.

Lorena Rivera Sotto

“En mi país (Colombia) este tipo de temas casi no salen a la luz porque el temor es muy grande. Las animo a seguir denunciando cualquier atropello”.

Lucila Lopardo

“Las agencias de comunicación pueden ser excelentes o un desastre. Últimamente se está teniendo a la segmentación y especialización por sectores, cosa que me parece excelente y mismo, lógica. Creo que las Personally deberían ir desapareciendo y el Consejo debería procurar las normas de conducta y, mismo la formalidad y los salarios de muchos que hacen jornadas de 12 horas siendo pasantes”.

Coda

¿Por qué decidí publicar esta nota? Por una sencilla razón: mi hija Agustina, quien también es periodista, se enteró de este escándalo el mismo día que yo y me preguntó el 10 de marzo si iba a publicar algo en este blog o en redes sociales.

La interpelación de Agustina, quien participó en las  movilizaciones del #8M en Buenos Aires, me obligó a reflexionar.

Recordé que en 2016 había publicado esta serie de entrevistas a unas 50 colegas mujeres, quienes denunciaron en sus respuestas diferentes situaciones de abusos y discriminaciones en empresas periodísticas.

Acepté entonces el desafío de visibilizar estas acusaciones para que no vuelvan a suceder estos hechos relatados por estas mujeres que trabajan en las relaciones públicas y la comunicación institucional.

Anuncios

4 comentarios en “El #8M llegó a las RRPP y destapó escándalo de abusos en Personally PR”

  1. Que bueno que se refieran estos acontecimientos, saludo a quienes aqui se expresan.Develar las hipocresías y justificaciones para entender que en abuso y el maltrato existes reproducciones del patriarcado que hacemos las mujeres legitimando estas prácticas.Tambien una reflexion se merecen los productos publicitarios dónde estás agencias,publicistas y periodistas nos colocan a las mujeres No?

  2. Qué tristeza saber que, en una agencia tan importante con cuentas de tanta envergadura, tantas profesionales con quienes tengo trato la pasaron tan mal. Se viene un manejo de crisis para Personally. La pregunta es con qué recursos humanos lo van instrumentar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.