¿Por qué es importante mejorar la experiencia de trabajo de empleados?

Anuncios

En el pasado, ofrecer salarios competitivos, beneficios e iniciativas que impulsen la carrera profesional era suficiente para encontrar y retener talentos. Hoy, esas propuestas son sólo el comienzo de las negociaciones.

Para librar y ganar la intensa batalla por el talento, las compañías deben mejorar sus tácticas y ofrecer a sus empleados lo que buscan: una forma sencilla y flexible de trabajar.

La tecnología es un factor clave para mejorar la experiencia del empleado moderno.

Según la investigación «La experiencia del trabajo: El rol de la tecnología en la productividad y el compromiso», realizada por la Unidad de Inteligencia de The Economist (EIU) y patrocinada por la empresa informática Citrix, las compañías que utilizan la tecnología para impulsar nuevas formas de trabajo y brindar a los empleados las herramientas para desempeñarse de manera más eficaz y significativa pueden ofrecer una experiencia superior y, al mismo tiempo, no solo atraer a los talentos que necesitan, sino que mantenerlos comprometidos y productivos para mejorar los resultados de negocios.

«Hoy los empleados quieren la libertad de trabajar cuando, donde y como quieran. Y esperan que el trabajo sea tan simple como sus otras actividades», dijo Tim Minahan, vicepresidente ejecutivo de estrategia y director de marketing (CMO) de Citrix, en un resumen de la investigación que me envió esta empresa.

«Para atraer y retener talentos en el mercado laboral actual, las compañías necesitan repensar el significado de ‘espacio de trabajo’ y crear entornos digitales que se adapten a los trabajadores tradicionales, remotos y contingentes y que brinden las herramientas y la información que necesitan para dar lo mejor de sí de una forma simple y unificada», afirmó.

En las distintas geografías e industrias, muchas compañías están reconociendo —y demostrando— que ofrecer una mejor experiencia de usuario puede traducirse en mejores resultados de negocios.

Según Arthur Mazor, socio principal y líder global de la práctica de transformación de «recursos humanos» en la consultora Deloitte, «hoy, muchas organizaciones consideran que el objetivo principal de mejorar la experiencia de la fuerza de trabajo es crear un nuevo valor en el mercado, mediante una mejor experiencia del cliente y nuevas oportunidades de crecimiento».

Los resultados arrojados por el estudio de The Economist lo confirman.

Para los más de 1100 ejecutivos senior de ocho países e industrias diferentes que participaron de la encuesta, el principal motivo para mejorar la experiencia de trabajo del empleado es:

  • 40% aumentar su productividad y compromiso.
  • 36% citó fortalecer la experiencia y satisfacción del cliente.
  • 31%, la rentabilidad.
  • 30%, la retención de talento.

El espacio de trabajo actual está lleno de distracciones y dificultades que frustran a los empleados y les impide realizar su trabajo.

En una compañía típica, el empleado promedio debe transitar por cuatro o más aplicaciones para realizar un solo proceso de negocios.

Y para acceder a ellas se deben gestionar diversas contraseñas e interfaces.

Todo esto quita tiempo y concentración a los empleados que buscan realizar lo que quieren y lo que les pagan por hacer.

Por ejemplo, los empleados pasan más del 25 por ciento de su tiempo buscando la información que necesitan para trabajar, y los gerentes, más de la mitad para ejecutar tareas de rutina.

En gran parte, las tecnologías de la información (TI) es la responsable porque implementa más y más tecnología con el objetivo de simplificar el trabajo, cuando en realidad lo vuelve más complejo.

Sin embargo, los participantes del estudio de The Economist dicen que se puede corregir con soluciones y estrategias adecuadas.

«Después de todo, los empleados son consumidores», dijo Florian Wies, director de integración regional de la empresa famarceútica Merck.

«Entregarles herramientas digitales que sean intuitivas y familiares les brindará una mejor experiencia», agregó.

Entre los principales impulsores del compromiso de los empleados, los encuestados en el estudio de The Economist identificaron:

  • La facilidad de acceso a la información necesaria para trabajar (47%).
  • Aplicaciones que son fáciles de usar (39%).
  • Una experiencia de usuario similar a la del consumidor (33%).
  • La posibilidad de trabajar desde cualquier sitio (43%).
  • La posibilidad de elegir el dispositivo (32%).

Cuando se trata de crear una experiencia para los empleados de primera categoría, los ejecutivos de TI y «recursos humanos» encuestados en The Experience of Work comparten el pensamiento, ya que casi el mismo porcentaje de ambos (74 y 75%, respectivamente) indicó que se sienten responsables por mejorarla.

Según Donna Kimmel, directora de Recursos Humanos de Citrix, esto promete un cambio en las reglas del juego.

«La experiencia del empleado se trata de crear el entorno adecuado que inspire a los trabajadores a realizar un gran trabajo. Y los de RR. HH. no somos los únicos responsables», dijo.

«Desde luego, la recompensa total tiene un papel importante. Pero también se debe eliminar la frustración e impulsar la productividad para permitir a los empleados dar lo mejor de sí», afirmó.

Aquí es donde entra TI. «Hay muchos problemas de productividad que se interponen en el camino», agregó Kimmel.

«Necesitamos tecnología que nos sea útil, que nos libere para impulsar la innovación y colaborar», agregó.

La tecnología está restableciendo los límites de dónde y cómo se trabaja, y los modelos tradicionales tienen fecha de vencimiento. «El futuro del trabajo es dinámico y descentralizado», dijo Minahan.

«Las empresas que mueven su personal y recursos digitales por los distintos flujos de trabajo sin inconvenientes y dejan la información relevante y el conocimiento al alcance de la mano del empleado redefinen el trabajo y mantienen comprometidos a sus empleados —y, en definitiva, a sus clientes— de nuevas formas que incrementan el éxito».

La creación de estos espacios necesarios para retener a os empleados desafía a los directores de informática (CIO), quienes deben avanzar en la digitalización, garantizar la seguridad de los datos, brindarle la agilidad suficiente a la compañía como para adaptarse a los cambios de los negocios.

En este contexto, la infraestructura y las necesidades de herramientas por parte del staff ponen a prueba su trabajo.

Durante la jornada laboral se usan múltiples aplicaciones para realizar las tareas. Algunas son aplicaciones virtualizadas, otras locales, aplicaciones web y software como servicio (SaaS).

Entrevisté a Juan Manuel Gómez, director de ventas de espacios de trabajo de Citrix para America latina y el Caribe, en torno a estos desafíos. Puedes leer la entrevista que publiqué en iProfesional aquí.

Anuncios

Deja un comentario