¿Cómo vive Andrea Catalano el aislamiento por el coronavirus?

Las siguientes respuestas forman parte de la encuesta “¿Cómo vivís el aislamiento por el coronavirus?”. Más información sobre este sondeo aquí.

Al momento de responder este cuestionario, ¿cómo llevas el aislamiento dispuesto por el Estado ante la pandemia del coronavirus? Puedes responder con frases cortas o explayarte. Por ejemplo, desde un lacónico “Bien, sin grandes problemas” hasta una crónica de una página de extensión,

Lo llevo bien. Mi casa me permite pasar bien el aislamiento y compartir los espacios sin problemas con mi hijo y el perro. Saber que estar en casa es la manera de cuidarnos me hace ser más consciente que intentar algún tipo de rebeldía.

¿Cómo manejás tu tiempo en el marco del aislamiento? ¿Cambió tu rutina diaria? ¿Adoptaste una nueva rutina? Si es así, te invito a describirla. Por ejemplo, realizar ejercicios de gimnasia a la mañana o una meditación espiritual.

Me está costando manejar los tiempos relacionados con el trabajo, principalmente. Las jornadas laborales pueden durar 10 horas a veces. Estoy intentando una rutina de ejercicios diaria. Y algo de relajación al comenzar el día.

¿Cómo impacta el aislamiento en tu familia? Me refiero a tu relación con tu pareja, hijos, nietos, padres, abuelos u otros parientes cercanos.

Mi hijo está conmigo. El resto de mi familia está en Mendoza. Es la misma lejanía de siempre, sólo que ahora la angustia pasa más porque uno no sabe realmente cómo la están pasando, qué tanto están cumpliendo con el aislamiento, especialmente en el caso de mis padres, y el impacto que esto está teniendo en su economía.

¿Descubriste en este tiempo de aislamiento una película, libro, música, serie de TV, juego o videojuego, y que podrías recomendar?

No he descubierto nada porque trato de aprovechar el tiempo libre para las cosas que ya tenía planeadas hacer: seguir leyendo los libros que tenía en espera, las series que ya estaba viendo, cosas que no había terminado. Una temporada con Lacan, del periodista Pierre Rey fue un gran regalo de cumpleaños y una gran lectura de la previa de la cuarentena dura, que recomiendo.

¿Cómo afecta el aislamiento a tu trabajo? ¿Estás trabajando en forma remota? ¿O te dieron licencia?

Mi trabajo se nutre del encuentro con el otro también, de la vinculación social, y eso ahora está impedido. De modo que trato de mantener esa parte con el teléfono. Estoy trabajando de manera remota, muchas muchas horas, y espero con ansiedad que me traigan la silla ergonómica que compré por internet porque las contracturas del teletrabajo son más fuertes que las del ámbito laboral. Sólo que en casa se pasan tirándose un rato en el sillón, o con la almohadilla eléctrica puesta en la espalda de manera constante, o un par de ejercicios, o todo junto.

¿Qué tecnologías de la comunicación usas para comunicarte con tus parientes y amigos? Por ejemplo, WhatsApp, llamadas desde un teléfono fijo, Skype.

Uso Whatsapp, particularmente. Skype para la psicóloga. Zoom para los amigos más lejanos.

¿Aprovechas este tiempo de aislamiento para realizar alguna tarea o alcanzar una meta personal postergada? Si es así, ¿cuál es? Por ejemplo, hacer una copia de seguridad de la computadora, ordenar la biblioteca.

Terminé un cuadro que tenía pendiente. Mantengo mejor mi jardín. Comparto más charlas y películas con mi hijo. Leer. Quiero ponerme a aprender un idioma nuevo y practicar los conocidos pero no lo logré aún.

¿Aprovechas este tiempo de aislamiento para crecer en tus capacidades físicas, mentales, espirituales, laborales, profesionales? Por ejemplo, un curso por Internet, finalizar una tesina.

Quiero aprender un idioma más, aunque sea lo básico. En este tiempo terminaré, también, mi diplomatura, que no será presencial, como estaba previsto, sino que será on line.

Desde que se inició el aislamiento, ¿desarrollaste o tuviste reacciones como ansiedad, aburrimiento, desánimo, depresión o rabia? ¿Cómo las enfrentaste y superaste?

Sí, mucha bronca porque debo postergar unas vacaciones soñadas por las que trabajé un montón. Todavía no lo superé. Y mucha preocupación porque no dejo de pensar en las personas que no tienen un trabajo formal ni un lugar donde pasar el aislamiento de manera digna.

Espacio libre para que puedas agregar aquello que quieras compartir y que no apareció en este cuestionario.

Creo que nadie se imaginó que podría atravesar una pandemia en algún momento de su vida. Al principio creí que se trataba de algo sobredimensionado. Después fui modificando mi mirada aunque con el cuidado de no caer en el pánico o el miedo. La incertidumbre que esta situación provoca es más inmensa que la que nos tenía acostumbrada la Argentina. No poder siquiera jugar a las adivinanzas de lo que hay en el horizonte es lo más difícil de atravesar en estos días.

Andrea Catalano

Periodista en iProfesional e iProUP. Telco, tecno, economía digital. Una de las Clementinas.

Puedes leer las respuestas del resto de los encuestados aquí.

Deja un comentario