¿Cuál es el lugar de las mujeres en universidades argentinas?

Chicas en Tecnología (CET), organización de la sociedad civil que desde 2015 trabaja para reducir la brecha de género en el ámbito emprendedor tecnológico, presentó un nuevo proyecto de visualización de datos.

Según me informó la entidad en un comunicado, la presentación se llevó a cabo el 15 de octubre en la reunión “Datos abiertos: conocer para transformar”.

El encuentro congregó a referentes del sector público, academia y medios de comunicación.

El nuevo proyecto, “Visualización exploratoria. El lugar de las mujeres en el mapa universitario nacional”, reúne todas las bases de datos abiertas y públicas generadas por la organización.

El objetivo es realizar investigaciones cuantitativas y cualitativas sobre la presencia de las mujeres en las disciplinas STEAM (acrónimo en inglés de ciencia, tecnología, ingeniería, arte y matemática).

Las visualizaciones habilitan que un gran volumen de datos obtenidos mediante sucesivos pedidos de acceso a la información pública (Ley 27.275).

Abarcan carreras de pregrado, grado y posgrado de todas las universidades del país.

«Lo que no se mide no se puede mejorar»

Sin estructurar, organizar y normalizar, estos datos tendrían un abordaje restringido y de acceso limitado.

Con el trabajo de CET, se convertirán en información de fácil acceso, circulación y difusión para profundizar el conocimiento sobre la brecha de género en tecnología a partir de datos locales.

«Lo que no se mide no se puede mejorar», afirma CET. Por eso genera relevamientos e investigaciones y comunica los resultados con el objetivo de favorecer las acciones que contribuyen a reducir la brecha de género en tecnología en la región.

Con ese propósito, el encuentro contó con un panel moderado por Melina Masnatta, directora ejecutiva de la organización.

Referentes del ámbito educativo, el sector público y los medios de comunicación compartieron cuáles son las oportunidades y posibilidades de incidencia en el tema de género y la diversidad a partir de la publicación de datos actualizados y locales.

Códigos abiertos

La presentación de las nuevas visualizaciones de datos estuvo a cargo de Carolina Hadad, cofundadora de Chicas en Tecnología.

Hadad encabezó el proyecto junto a un grupo de especialistas. «Desde Chicas en Tecnología decidimos enfocarnos en la problemática de género pero se pueden realizar otros análisis», dijo.

Por ejemplo, «sobre la cantidad de inscripciones en carreras de grado, pregrado y posgrado, o analizar la modalidad virtual y presencial, qué pasa con el sistema público y privado».

«Las visualizaciones que realizamos son interactivas y el código que lee, analiza y visualiza los datos es visible y público”, explicó.

Incidencia a partir de datos

La colega Romina Colman, quien que acompaña a la organización desde sus primeras iniciativas en investigación, se refirió a la importancia de transformar los datos en incidencia.

“Cuando hay políticas educativas que buscan incrementar la presencia de mujeres en tecnología, ¿cómo responden las inscripciones después de que esas políticas se implementan? Hay que empezar a ver los impactos de estas políticas pero también empezar a tomar decisiones con datos. Y pensar que detrás de estas bases hay historias que necesitan ser contadas y que los datos son la excusa perfecta para lograr introducir cambios en la sociedad”, afirmó Colman.

También formó parte del panel la colega Stephanie Hindi, quien enfatizó la importancia de conocer a las personas usuarias y destinatarias a las que se les acerca la información.

La colega Florencia Tuchin, especializada en sustentabilidad y desarrollo humano, destacó la necesidad de ilustrar los datos a través de historias.

“Con las historias que ayudan a visibilizar un problema es como se intenta incidir en la agenda pública y poner un tema en relevancia”, afirmó.

Aporte de la academia y el Estado

Un escenario clave donde se debe actuar para promover la inclusión de las mujeres en disciplinas STEAM es la academia.

Sandra Giunta, secretaria de Ciencia y Técnica y Estudios Regionales de la Universidad Nacional de Jujuy, compartió algunos de los incentivos que llevan adelante para integrar más mujeres al sistema científico y tecnológico de la universidad.

Sobre los proyectos de investigación dirigidos por mujeres investigadoras, dijo: “Han crecido las líneas de investigación que apuntan a estudiar las nuevas tecnologías aplicadas, investigaciones en informática y de energías renovables. Este escenario se complementa con la disponibilidad permanente de espacios para la discusión, la expresión y el intercambio entre las científicas”.

Transformar los datos en acciones que ayuden a resolver el problema de la brecha de género en tecnología depende del rol del sector público que puede generar políticas e iniciativas a nivel nacional.

Desde el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación compartieron los principales ejes del Programa Nacional para la Igualdad de Géneros en Ciencia, Tecnología e Innovación.

“Creemos que parte de todo esto que tratamos de impulsar tiene que ir acompañado de un cambio cultural, de romper con los estereotipos, de visibilizar las inequidades. Es una estrategia múltiple y la evidencia de los datos es una parte dentro de una política integral”, dijo Victoria Tignino, secretaria ejecutiva del programa.

Guillermina D’Onofrio, directora nacional de programas y proyectos por concurso en el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación, concluyó: “Sería muy deseable que podamos ir confluyendo hacia políticas públicas más participativas y democráticas. Que cada persona pueda analizar datos e influir en la toma de decisiones. El dato no asegura que se vaya a cambiar una realidad pero sí asegura que en una discusión uno se pueda posicionar de otra manera porque va a poder discutir aprendiendo a dialogar con la diversidad”.

En 2019 Chicas en Tecnología fue una de las tres organizaciones que ganó un concurso global por una beca de Nextjournal para realizar una visualización exploratoria sobre un conjunto de datos relevante para la comunidad.

La propuesta de visualización de datos creada por la organización utiliza esquemas gráficos de código abierto.

Su construcción es transparente para cualquier persona que quiera replicarlos utilizando otro conjunto de datos.

Ya sea para realizar un análisis con enfoque de género o sobre otras temáticas, todas las herramientas utilizadas por Chicas en Tecnología están disponibles para ser mejoradas y compartidas por el público. Las visualizaciones están disponibles aquí.

Deja un comentario