Extensor de Wi-Fi: ¿cómo configurarlo para obtener la mejor señal?

Anuncios

Los extensores de Wi-Fi se han vuelto más asequibles, pero siguen siendo dispositivos difíciles de configurar. A continuación, te ofrezco algunos consejos sobre dónde colocar tu extensor para aumentar el alcance de tu red Wi-Fi.

Si bien tu enrutador («router», en inglés) típico en general tiene un alcance más que suficiente para llenar un departamento o una casa pequeña con Wi-Fi, es posible que no tenga el alcance para cubrir una casa más grande. Inevitablemente, aparecerán puntos muertos en casas más grandes que se interpondrán en el camino para relajarte con una película de Netflix en tu sillón favorito, escuchar tus canciones favoritas en Spotify mientras haces un asado en el patio o la terraza o quieres ofrecer acceso a Internet a tus huéspedes en un dormitorio muy alejado del router.

El uso de un extensor de Wi-Fi puede ayudar a llenar los vacíos al tomar la señal de Wi-Fi existente de tu enrutador y retransmitir una nueva señal dirigida a los rincones y recovecos desconectados de la casa. Si bien los extensores se han vuelto más baratos y fáciles de usar, aún pueden ser difíciles de configurar. No solo requieren un poco de previsión y planificación, sino también algo de prueba y error.

Aquí hay consejos y trucos para los extensores de Wi-Fi que te ayudarán a colocar los datos en el lugar correcto, en todas partes.

La clave para una mejor señal: la ubicación

El lugar donde coloques el extensor es clave para tu éxito, así que mantén la mente abierta y está listo para mover el extensor si los resultados son decepcionantes.

Comienza con un plano o un boceto de tu hogar marcado con la ubicación del enrutador, las zonas muertas y los enchufes de corriente eléctrica. Busca una toma de corriente que esté aproximadamente a medio camino entre el enrutador y el lugar donde deseas que vaya la señal de Wi-Fi del extensor. Conecta el extensor y sigue las instrucciones para vincularlo con tu enrutador. Una vez que esté en funcionamiento, dirígete a la zona muerta y observa si se ha animado con Wi-Fi.

Speedtest.net de Ookla

Antes de encender el extensor, dale a la red una prueba previa con Speedtest de Ookla para medir el ancho de banda en línea. Una vez que el extensor esté funcionando, dirígete a la zona muerta y observa se ha animado con Wi-Fi. Si es así, verifique tu ancho de banda con Speedtest. Tu velocidad no será tan alta como cerca del router, pero es un paso adelante.

Encontrar el lugar correcto para tu extensor de Wi-Fi

Si no puedes encontrar una buena ubicación para el extensor, es posible que debas usar un cable de extensión de corriente eléctrica para llevar el extensor adonde funciona mejor. Prueba cosas como colocar el extensor sobre una estantería o sobre un armario.

Si el extensor tiene antenas ajustables, puede reposicionarlas para obtener la mejor señal. O mejor, si el amplificador inalámbrico tiene antenas extraíbles, puedes intentar cambiarlas por una mayor ganancia o antenas amplificadas para aumentar tu sensibilidad. Alternativamente, puedes intentar usar un reflector de Wi-Fi o hacer uno propio con papel de aluminio o una lata de refresco vacía para dirigir la señal de Wi-Fi adonde debe ir.

Arriba, abajo: mejor señal en casas de varios pisos con tu extensor de Wi-Fi

Al instalar un extensor para un piso por encima o por debajo del enrutador (como un sótano o un ático o altillo), deberás tener en cuenta la altura adicional y toda la madera, acero y yeso en tus pisos y techos. Materiales de construcción que puedan absorber parte de la señal Wi-Fi. Resuelve esto moviendo el extensor más cerca del enrutador de lo que lo harías si ambos dispositivos estuvieran en el mismo piso. De hecho, a menudo funciona mejor en situaciones de varios pisos si el enrutador y el extensor están aproximadamente por encima o por debajo del otro.

Evitar obstáculos

Al elegir la ubicación de tu extensor, evita objetos que reflejen la señal (como espejos o piezas grandes de metal) o la absorban (paredes, armarios o soportes de mampostería). Otro gran disruptor de los extensores de Wi-Fi son las señales de radiofrecuencia extraviadas de cosas que interfieran con las señales de Wi-Fi. Los principales culpables aquí son los hornos microondas, los teléfonos inalámbricos, las heladeras o incluso los monitores para bebés.

Nombre por conveniencia para tu extensor de Wi-Fi

Al configurar el extensor, tendrás que decidir si deseas mantener el mismo nombre de red y contraseña de cifrado o usar uno diferente. El uso de las mismas credenciales de inicio de sesión te permite desplazarse entre el enrutador y el extensor sin volver a iniciar sesión y conectarse con impresoras y unidades de almacenamiento en red. Pero también significa que puede haber problemas en las áreas cubiertas por el enrutador y el extensor donde sus señales se superponen. Si experimentas este problema, intente usar un nombre de red diferente para el segmento extendido.

Asistencia con la aplicación

Lo más probable es que cualquier extensor que compres venga con su propio software para optimizar tu posición y rendimiento. A menudo, sin embargo, ese software es de segunda categoría en comparación con las aplicaciones independientes para analizar tu Wi-Fi.

Una aplicación recomendada es Home WiFi Alert, en Android y iOS, que funciona con teléfonos y tabletas. Muestra tu velocidad actual de Internet y la intensidad de la señal del dispositivo con mayor precisión que las clasificaciones tradicionales de cinco estrellas. Sin embargo, ten cuidado, ya que Home WiFi Alert y otros programas informan un nivel de dBm negativo para la intensidad de la señal, por lo que un número negativo más bajo en realidad representa una señal más fuerte.

Si bien puede ayudarte a configurar y optimizar un extensor (o toda tu red), Home WiFi Alert tiene anuncios molestos y no puede trabajar con señales de 2.4 y 5 GHz a la vez.

¿Necesitas más cobertura? Ir a la malla

Si tienes una zona muerta molesta que no se puede arreglar con un extensor, es posible que desees desechar el enrutador por completo y obtener uno de los mejores kits de redes de malla («mesh», en inglés). Estos dispositivos han sido diseñados desde el principio para funcionar como un enrutador y un extensor conectado (o dos) y tienen un alcance sorprendentemente grande.

Los mejores enrutadores Wi-Fi de malla pueden cubrir hogares lo suficientemente grandes. Por ejemplo, los Linksys Velop VLP0103, TP-Link Deco M5, Google Wifi, Tenda Nova MW6 y TP-Link Deco E4.

Deja un comentario