Llamado solidario para ayudar a comedor en Barracas, víctima de robo

Anuncios

En la madrugada del 7 de marzo, un robo afectó a una pequeña comunidad protestante en el barrio porteño de Barracas.

Personas desconocidas saltaron una reja, forzaron una ventana e ingresaron a las instalaciones, y se llevaron artículos que se utilizaban para cocinar en el comedor “Que a nadie le falte”, que es sostenido desde el inicio de la pandemia del coronavirus por la Iglesia Reformada local.

El pastor Gerardo Oberman, referente de la comunidad, dijo a la agencia de noticias ALC:

“De alguna manera, el Jesús que allí se proclama en palabras y en hechos también fue profanado, al dañar sensiblemente la tarea diacónica que se desarrolla. Y al llevarse toda la mercadería que había en los freezers para garantizar varias semanas de alimento para las 90 personas que reciben su ración de comida, también se ha ofendido al cuerpo de Cristo, que es alimento no solo espiritual sino también material para toda persona en situación de necesidad”.

Oberman, un pastor cuyas reflexiones y poemas y poesías publiqué en este sitio web (puedes leerlas aquí y aquí) y cuya obra y testimonio es de inspiración y bendición en mi vida, estuvo 4 horas y media en la Comisaría 30 en Barracas para radicar la denuncia.

Comentó que este hecho, si bien es un golpe fuerte a la misión y al testimonio de servicio de la iglesia al barrio, no significará un impedimento para continuar con la tarea.

La comunidad local y organizaciones sociales y vecinas que colaboran con la olla solidaria expresaron que se sienten más fortalecidas para continuar el trabajo.

Ante una posible reiteración de estos robos, se reforzarán las medidas de seguridad y de prevención.

La Iglesia Reformada en Barracas tiene una trayectoria extensa de presencia solidaria en la zona.

En la década del ’70 fue una de las primeras iglesias evangélicas en ingresar con un proyecto de misión diacónica en la villa 21, una de las más grandes de Buenos Aires.

En la década del ’90 trasladó toda esa tarea a las instalaciones de la calle Benito Quinquela Martín 1763, donde se ofrecieron talleres de costura, apoyo escolar, duchas y lavadero para personas en situación de calle y, en tiempos de crisis económicas y sociales, comedor comunitario.

Oberman confía que la buena voluntad de personas amigas permitirá recuperar lo sustraído y ayudará a mantener abierto el espacio que da alimento a personas en situación de vulnerabilidad.

Quienes deseen colaborar, pueden hacerlo con un aporte que esté a su alcance en la cuenta bancaria que figura a continuación o acercar sus donaciones en alimentos a la sede de la iglesia.

  • Asociación Cultural y Espiritual de las Iglesias Reformadas en la Argentina.
  • Cuenta corriente N° 3732/5 067/2.
  • CUIT: 30-71028274-5.
  • CBU: 00700672 – 20000003732528.

También pueden escribir a la comunidad local aquí.

Copyright ® 2012-2021 BahiaCesar.com - Todos los derechos reservados.

Deja un comentario