Skip to main content

La inteligencia artificial se aplica en la fotografía realizada en teléfonos móviles «inteligentes» de gamas alta y media en diferentes etapas. Una de ellas es la toma de la imagen, con sugerencias del punto de enfoque y ajuste automáticos de los niveles de luz y foco.

Otra etapa es la edición posterior de la fotografía, como ofrece con una aplicación nativa el teléfono móvil LG Velvet que probé a fines de 2020. Este celular tiene una cámara principal de 48 megapíxeles, un gran angular de 8 megapíxeles y una tercera cámara dedicada al análisis de profundidad de 5 megapíxeles.

Como otros celulares que hay en el mercado, las cámaras traseras de este equipo utilizan inteligencia artificial para mejorar las capturas. En la galería está la opción de editar la foto con inteligencia artificial.

La galería de fotos que aparece al final de esta nota fue tomada por un servidor durante el atardecer del 19 de diciembre de 2020 desde mi departamento en la ciudad de Olivos, en el norte del Gran Buenos Aires. Ajusté el volumen de los archivos para que se descarguen más rápido.

En la columna de la izquierda de la galería aparece la toma original, que tomé con el asistente de sugerencias de enfoque desactivado, y en la columna de la derecha, la imagen editada por la inteligencia artificial. En algunos casos, los ajustes fueron mínimos, mientras que en otros, hubo recortes fuertes.

Si posas el cursor del mouse de la computadora sobre las imágenes de la columna derecha, leerás el nombre del archivo, que indica el año, el mes, el día y la hora de la toma, y dos veces la palabra «edited» o sólo «HDR Edited». En el segundo caso, se trama de tomas con amplio rango dinámico.

Mi recomendación es que si dispones de estas herramientas en tu teléfono móvil, pruebes y observes si hay mejoras en la toma y en la edición. Como los humanos, la tecnología también es falible. Además, los desarrolladores humanos de la inteligencia artificial aplican sus sesgos en su creación, que en el caso de la fotografía puede observarse en la preferencia por los colores vívidos o chillones.

 

César Dergarabedian

César Dergarabedian

Soy periodista. Trabajo en medios de comunicación en Buenos Aires, Argentina, desde 1986. Especializado en tecnologías de la información y la comunicación. Analista en medios de comunicación social graduado en la Universidad del Salvador. Ganador de los premios Sadosky a la Inteligencia Argentina en las categorías de Investigación periodística y de Innovación Periodística, y del premio al Mejor Trabajo Periodístico en Seguridad Informática otorgado por la empresa ESET Latinoamérica. Coautor del libro "Historias de San Luis Digital" junto a Andrea Catalano.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: