Skip to main content

Al igual que necesitas una billetera para proteger tu dinero en efectivo y tus tarjetas de crédito, también debes saber dónde almacenarás tus criptomonedas, y uno de esos lugares es la billetera criptográfica. Cuando compras monedas digitales en una plataforma de negociación o intercambio («exchange»), puedes tener la opción de dejar las «llaves» de tus criptomonedas dentro de la cuenta. Esa es una forma de almacenamiento.

Pero también puedes moverlas fuera de la plataforma a una billetera criptográfica personal («crypto wallet»), que puede ser un software conectado a Internet (una billetera activa) o un dispositivo completamente fuera de línea (almacenamiento en frío).

¿Qué es una billetera de criptomonedas?

Al igual que una billetera normal almacena moneda física cuando no la estás usando, una billetera de criptomonedas es un lugar para almacenar tu moneda digital. Todo lo que necesitas para realizar transacciones en criptomonedas son dos cosas:

  • La dirección de tu billetera, que también se llama clave pública.
  • Tu clave privada.

Una clave pública es como tu número de cuenta bancaria. Puedes compartirlo con otras personas o instituciones, para que puedan enviarte dinero o retirar dinero de tu cuenta cuando lo autorices.

Estas personas en general ven tus claves públicas como una dirección de billetera, una versión «hash» o más comprimida de esa clave pública. Pero una clave privada es como la contraseña de tu cuenta bancaria o el PIN de tu tarjeta de débito.

Como moneda puramente digital, las criptomonedas no se guardan directamente en tu billetera. En cambio, la billetera almacena información sobre tus claves públicas y privadas, lo que equivale a tu participación en la propiedad de la criptografía. Con estas claves, puedes enviar o recibir criptomonedas mientras mantienes tu clave privada encriptada.

Las diferentes opciones de almacenamiento de cifrado pueden tener distintos propósitos, dependiendo de lo que planees hacer con tu cifrado. Los inversores de Bitcoin a largo plazo, por ejemplo, que planean conservarlo durante un período de tiempo como reserva de valor, pueden querer la seguridad de una billetera de almacenamiento en frío fuera de línea.

Aquellas personas más involucradas en transacciones activas con cripto pueden querer la conveniencia y la velocidad que puede ofrecer una billetera caliente en línea.

Puedes leer más sobre este tema en la nota propia que se publicó en iProfesional aquí.

César Dergarabedian

César Dergarabedian

Soy periodista. Trabajo en medios de comunicación en Buenos Aires, Argentina, desde 1986. Especializado en tecnologías de la información y la comunicación. Analista en medios de comunicación social graduado en la Universidad del Salvador. Ganador de los premios Sadosky a la Inteligencia Argentina en las categorías de Investigación periodística y de Innovación Periodística, y del premio al Mejor Trabajo Periodístico en Seguridad Informática otorgado por la empresa ESET Latinoamérica. Coautor del libro "Historias de San Luis Digital" junto a Andrea Catalano.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: